El origen desconocido de nueve positivos decidió el cierre total desde hoy en O Grove

Vilagarcía continúa en el nivel más bajo de las restricciones tras la celebración del último Comité Clínico | mónica ferreirós
|

“Un mazazo duro y serio”. De esta forma valora el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, la decisión del Comité Clínico de la Xunta de dictar las máximas restricciones para su localidad ante el aumento considerable de positivos por Covid en solo dos semanas. Y es que este nivel tan alto -que obliga al cierre total de la hostelería, al perímetro municipal y a la prohibición de las reuniones entre no convivientes- podría haberse esquivado si no hubiese nueve positivos cuyo origen del contagio se desconoce y que, por lo tanto, no tienen localizada la trazabilidad y son más peligrosos a la hora de parar la expansión del virus. 


Así se lo explicó al regidor meco el gerente del área sanitaria Pontevedra- O Salnés en una conversación telefónica mantenida después de la reunión del Comité en la que también se decretaron las restricciones máximas para A Pobra, que ayer contabilizaba 35 positivos en los últimos 14 días.


El alcalde de O Grove lamentaba haber pasado “de prácticamente cero casos en dos semanas” a tener los 46 que se comunicaban ayer. Estas restricciones, “que son un mazazo para la sociedad, la moral y la economía de O Grove”, apuntó que se mantendrán activas al menos durante los próximos ocho días. “Volvemos a retroceder muchos pasos y creo que es la peor situación para poder volver a la normalidad”, explicó el socialista.


El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, explicó en la rueda de prensa de ayer que preocupa la situación tanto de O Grove como de A Pobra y relató que en el primer caso los brotes se debieron a contactos familiares, mientras que en el caso del municipio de O Barbanza el origen estuvo en la hostelería. En las dos localidades se están realizando esta semana cribados poblacionales para detectar asintomáticos y frenar en la medida de lo posible la expansión del virus.


O Grove y A Pobra no serán los únicos concellos que, a partir de hoy, verán modificadas sus normas. También A Illa que, con 12 casos positivos, está en nivel alto y con la hostelería solo permitida en terraza y con una ocupación del 50 %. Por su parte en Sanxenxo -que baja a los 34 casos activos- y en Meis estarán en nivel medio con la hostelería en interior a un 30 % y en exterior al 50.


En el resto de la comarca la situación sigue más o menos estable, aunque bien es cierto que la hospitalización en el Hospital do Salnés ha pasado en solo una jornada de 2 a 4 pacientes ingresados. Aún así el propio conselleiro señalaba en su comparecencia que la situación no es preocupante y que nos encontramos en un estado de “meseta”.


Por su parte la vacunación masiva en Fexdega continúa a lo largo de toda esta semana.

El origen desconocido de nueve positivos decidió el cierre total desde hoy en O Grove