Cambados es “optimista” sobre Peña, pero firme en su petición de negociar las tasas portuarias

La alcaldesa y el concejal de Obras recibieron al diputado Julio Torrado | g. salgado
|

El Concello de Cambados quiere ser “optimista” sobre el futuro de la nave Peña después de que los socialistas consiguieran un acuerdo parlamentario unánime para instar a la Xunta a mantener el uso municipal, previa solicitud de una nueva concesión. Y así acudirá a la reunión con la conselleira do Mar y la presidenta de Portos del próximo martes, pero también con la misma idea. Insiste en negociar un convenio que les exima del canon que pretende cobrarles por estas instalaciones y también las tasas por usar terrenos que ya son parte del centro urbano. Considera que es lo más justo teniendo en cuenta que ya asume su mantenimiento y limpieza y, en caso contrario, pide que se atienda el requerimiento hecho ya hace años, que consiste en desafectarlos y darles la propiedad.


Esta es una vieja batalla de este y otros municipios costeros. Pero el principal problema que tiene ahora es que Portos quiere cobrarle unos 50.000 euros anuales por Peña y por ese motivo rehusó pedir una nueva concesión sin negociarla previamente. De hecho, reclama un permiso como el anterior: sin coste y cuya bonificación del cien por cien sea de oficio, sin necesidad de justificar la falta de lucro, como asegura le ampara la legislación. Pero también que permita actividades como las que se venían celebrando en los últimos 15 años pues, aún siendo alguna con cobro de entrada, defiende que no hay beneficio económico para el Concello porque siempre han sido de “interese xeral” para la sociedad cambadesa y la alcaldesa, Fátima Abal, nombró la Festa do Albariño o la Mostra das Camelias. Sin olvidar que lo que abundan son los actos públicos, como el Entroido.


“Aquí hai un uso de interese veciñal o resto é enredar. Ao final é unha decisión política (....) Portos non está para forrarse a costa dos veciños”, sentenció el diputado socialista Julio Torrado, que logró ese acuerdo parlamentario y ayer compareció en Cambados con la regidora y el concejal de Obras, Samuel Lago.


Riesgos de la situación

Abal explicó que quieren incluir esta cuestión en un convenio global que “deixe as cousas claras” porque “é ilóxico” que A Calzada, la explanada del mercadillo o el paseo de las palmeras sean propiedad de Portos cuando ya no tienen usos relacionados con la actividad pesquera y, sin embargo, les cobran unas tasas “moitas veces abusivas”, añadió. De hecho, se quejó de que le pasó una factura de 8.000 euros por Peña de noviembre y diciembre, cuando no hubo actividad alguna. Así que “pagamos dobremente porque logo asumimos nós o mantemento e as limpezas ou o tratamento do picudo das palmeiras, que son 17.000 euros anuais, porque senón o facemos nós pode haber un accidente. Xa caeu unha árbore na Calzada sobre un banco e por fortuna non sobre unha persoa”.


Lago indicó que en la reunión también quieren tratar la situación del plan especial ante la proximidad de la caducidad de algunas autorizaciones sectoriales. Además, tanto él como la alcaldesa agradecieron la iniciativa parlamentaria pues “é un respaldo importante”.


Por su parte, Portos remitió ayer un comunicado donde señala que reitera “a súa vontade para facilitar” que el Ayuntamiento siga usando Peña, pero también defiende haber seguido los cauces legales y asegura que no pondrá trabas a conceder nueva concesión de “acordo coa legalidade e normativa vixente”.

Cambados es “optimista” sobre Peña, pero firme en su petición de negociar las tasas portuarias