La Mancomunidade avanza en formación con drones para dar servicio al sector del mar

La zona portuaria de Tragove acogió ayer un acto de demostración de estas tecnologías | gonzalo salgado
|

Vigilar las bateas desde al aire, incluso de noche, para evitar robos de cuerdas. Inspeccionar cascos y hélices de embarcaciones, sin mojarse. Luchar contra el furtivismo en bancos marisqueros. Todo eso es ya posible con drones, aéreos, anfibios y subacuáticos, con proyectos que el sector del mar comienza a poner en marcha en la Ría de Arousa. Y con alumnos que se están formando en estas tecnologías, para ser de los primeros en entrar a un mercado laboral en alza.


La Mancomunidade de O Salnés redobla su apuesta formativa y amplía su oferta de docencia en drones, robótica y tecnología. Lo hace de la mano del mundo del mar y de los jóvenes que quieren explorar las nuevas posibilidades laborales que se abren en estos sectores. Una forma más de incentivar el relevo generacional en territorios costeros.


Ayer eligieron Tragove para hacer una demostración de inspección del casco de un barco gracias a un robot subacuático.


En total, este taller forma durante cuatro semanas, en 80 horas de clases, a 23 alumnos, que ya han superado las pruebas para la obtención del título de piloto de drones.


Además de los alumnos, el acto contó con presencia de marta Giráldez, presidenta de la Mancomunidade; el gerente de la entidad, Ramón Guinarte; Lino Suárez, director de operaciones de Opmega, y el equipo técnico de Emprega Salnés. Todos ellos destacaron la apuesta puntera por estos perfiles de empleo, las altas posibilidades de inserción laboral y los nuevos servicios de los que el sector ya puede beneficiarse.

La Mancomunidade avanza en formación con drones para dar servicio al sector del mar