El confinamiento del Choco aboca a un desenlace interminable

El Arosa tuvo que esperar tres semanas para cerrar la fase de ascenso ante el Somozas y ahora se ve en la misma situación para el play-off | M. Ferreirós

Con un mes más de retraso sobre el calendario previsto se decidirá la tercera y última plaza de ascenso en Galicia a 2ª RFEF. Un positivo covid de un jugador del Choco obliga a todo el equipo de Redondela a confinarse hasta, como mínimo, el martes 1 de junio. De forma que la eliminatoria previa del play-off que deben disputar los redondelanos en Somozas no podrá jugarse este domingo, en el que sí se medirán en la otra eliminatoria Alondras y Estradense. El Arosa regresa a una situación de incertidumbre, sin conocer las fechas en la que jugará la semifinal y una hipotética final. Lo hace después de haber esperado tres semanas para cerrar la segunda fase ante el Somozas, debido también a un positivo en el equipo de Ferrolterra. 


Como mínimo, al equipo de Rafa Sáez le esperan ahora dos semanas y media hasta la semifinal. Si el Somozas - Choco se puede jugar el domingo 6, la semifinal podría ser el miércoles 9. Pero también cabe la posibilidad que el compás de espera para los arlequinados alcance las tres semanas, por lo que no jugaría hasta el domingo 13 de junio.


El nuevo positivo dinamita la competición en todos los sentidos. Jugadores y técnicos arrastran fatiga en el aspecto mental. La atípica temporada, en la que cada semana se convive con test que dictaminan si se juega o no el domingo, no parece tener final. Se suceden parones. El Arosa tuvo la suerte de no sufrir ningún caso en su plantilla que afectase al desarrollo de la liga, pero sí se vio afectado por casos en rivales que le obligaron a aplazar encuentros tanto de la primera fase como de la segunda. Tampoco se libra en el play-off. 


A nivel económico dilatar la competición a lo largo de junio es otro duro golpe para el club en una temporada con restricción de aforo en A Lomba, que ha provocado una caída sustancial en su masa social, el capítulo que representa el mayor número de ingresos en su presupuesto. “Non sei como imos facer, non podemos pagar outro mes, xa nos está a custar moito finalizar a temporada no tema económico como para pensar en seguir máis semanas”, se sincera Manolo Abalo.


La RFEF ideó un formato de competición que empieza a hacer aguas. Al margen del sistema arbitrario de arrastrar puntos de una fase a la otra a pesar de jugar ante rivales diferentes, el play-off a final de temporada, adentrándose en el mes de junio por casos covid, se traduce en penurias económicas para los clubes, que van camino de los diez meses de gastos.


La Consellería de Sanidade cumple el protocolo con los casos positivos covid en las ligas federadas no profesionales, estableciendo confinamientos preventivos que van desde los 11 hasta los 14 días. La Federación Gallega no puede hacer nada al respecto, salvo rezar para que no se produzcan más casos en algún otro equipo implicado en pleno período de flexibilización de restricciones en Galicia. Al Arosa y al resto de equipos no les queda más remedio que resignarse a un desenlace interminable que castiga sus arcas y agota su paciencia. La incertidumbre continúa mientras los clubes piden algún tipo de solución si vuelve a producirse algún positivo en las próximas semanas, y también ayudas para costear los gastos de estas semanas que no entraban en sus planificaciones hace meses. 

El confinamiento del Choco aboca a un desenlace interminable

Te puede interesar