El Pazo de Quintáns será la pieza clave de la nueva senda peatonal que unirá Noalla con A Lanzada

José Miñones, Carmela Silva y Telmo Martín visitaron el recuperado Pazo de Quintáns | D.A.
|

El recientemente reformado Pazo de Quintáns verá también mejorado su entorno con el proyecto puesto en marcha por la Diputación de Pontevedra y el Concello de Sanxenxo para crear una nueva senda peatonal que una el centro de la parroquia de Noalla con A Lanzada.

Así lo han anunciado ayer la presidenta de la Diputación, Carmela Silva y el alcalde, Telmo Martín durante la visita al Pazo de Quintáns del delagado del Gobierno en Galicia, José Miñones para comprobar el resultado de la actuación de rehabilitación de este inmueble que ha supuesto una inversión de 1.840.982,58 euros de la que el 75 % ha sido aportada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el resto por el Concello de Sanxenxo.

De esta manera, las tres administraciones van de la mano en la recuperación de este espacio patrimonial que será un lugar de referencia para el turismo en el municipio sanxenxino.



El Pazo de Quintáns será así el elemento clave de la nueva senda peatonal proyectada por el gobierno provincial que irá desde la iglesia de Santo Estevo hasta el acceso a la playa de A Lanzada y mejorará también la seguridad de la carretera EP-9212. El proyecto saldrá a licitación por 910.606 euros, un plazo de ejecución de seis meses y la previsión es que se adjudiquen las obras en breve. La actuación será financiada por la Diputación de Pontevedra y el Concello de Sanxenxo al 70 % y al 30 %, respectivamente

La senda peatonal trascurrirá a lo largo de 1,2 kilómetros, tendrá un mínimo de 2,5 metros de ancho y correrá por la margen derecha de la carretera y paralela a su actual trazado en plataforma única, salvo en tres zonas donde va a ser necesario hacer plataformas de convivencia, con prioridad peatonal y en las que habrá medidas de calmado de tráfico y reducción de la velocidad. A la altura de la entrada principal del Pazo de Quintáns el hormigón presente en la senda se cambiará por el enlosado original de granito para potenciar el carácter noble del espacio.


Momento de la presentaciu00f3n del proyecto de la nueva senda de Noalla  D.A.



Centro gastronómico


El alcalde, Telmo Martín, agradeció la implicación del Gobierno de España en la rehabilitación del Pazo que está pendiente de una segunda fase, presupuestada en 600.000 euros para la recuperación de los jardines exteriores y el acondicionamiento de un estacionamiento para su uso como Centro de la Cultura gastronómica de las Rías Baixas. En la misma línea, incidió en que la futura senda peatonal, “vaille dar moito máis valor a esta contorna, polo que agradecemos que a Diputación fixera este convenio para converter esta estrada nunha zona acondicionada para desfrute da veciñanza”.



Punto de referencia turística


Por su parte, la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, destacó que la mejora de la carretera provincial y la senda peatonal hasta A Lanzada será el mejor complemento a la rehabilitación del Pazo, “unha verdadeira xoia do patrimonio que merecía que fixéramos unha actuación potente. Tanto a recuperación do Pazo de Quintáns como a nova senda van ser puntos de referencia para atraer xente á Sanxenxo durante todo o ano a través dun turismo pluriexperiencial e emocional dentro dun modelo baseado na sustentabilidade”.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, destacó la colaboración de las tres administraciones “traballando para e por a veciñanza. Este é un dos exemplos dese compromiso para seguir sumando e seguir construíndo. Sobre el Pazo de Quintáns, dijo “é unha marabilla e podo dicir que vai ser centro non só turístico, senón de referencia do Concello. Auguro moito futuro a este pazo e simboliza que temos que darlle máis valor á rehabilitación do noso patrimonio”, señaló.

El Pazo de Quintáns será la pieza clave de la nueva senda peatonal que unirá Noalla con A Lanzada