El tripulante del Tucán Dous falleció al caerse al mar arrastrado por la red de pesca que estaba largando

|

El grovense Luis Vidal, marinero del Tucán Dous, falleció al caerse al mar arrastrado por la red de pesca que estaba largando tras quedar atrapado en ella en la encajonada de popa. Así figura en las conclusiones del informe de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) en el que se recoge que “no se ha podido determinar las causas por las que el marinero se situó dentro de la encajonada, siendo práctica habitual en el sector que los marineros accedan indebidamente a las encajonadas para facilitar la maniobra de las redes”.


Asimismo, el documento señala que la autopsia del marinero mostró un “fallecimiento accidental compatible con asfixia por sumersión”. Según contempla la investigación, “al caer al agua mantuvo la consciencia pero progresivamente sus facultades psicomotoras se deterioraron con rapidez, haciendo necesaria la intervención del patrón de la embarcación para intentar pasar un cabo por debajo de los hombros del marinero accidentado y así poder recuperarlo, pero sin éxito”. 


Además, recoge que ninguno de los tripulantes llevaba puesto el chaleco salvavidas de trabajo con hinchado automático. Una actitud “muy extendida” en la pesca puesto que los tripulantes temen que se enganche a la red provocando la caída al mar, sin embargo, su uso “habría minimizado el ingreso de agua en los pulmones del fallecido” manteniendo su cabeza fuera del agua independientemente de si estaba consciente o no.


Recomendaciones de seguridad

Por todo lo expuesto, el Ciaim hace unas recomendaciones al patrón del Tucán Dous para evitar este tipo de accidentes como la instalación de cartelería, la delimitación de la zona segura de trabajo y que imparta charlas de seguridad y prevención. También proponen la isntalción de un circuito cerrado de televisión para mejorar la vigilancia de las maniobras con el arte en la cubierta sin comprometer la vigilancia efectiva del puente de mando durante la navegación, así como establecer el uso del chaleco salvavidas de trabajo por parte de todos los tripulantes en todo momento.


En el momento del accidente, el Tucán Dous, con base en O Grove, se hallaba echando el aparejo entre la isla de Sálvora y la isla de Ons en la mañana del domingo 9 de febrero del 2020 cuando Luis Vidal, de 51 años, fue atrapado por la red en un pie siendo arrastrado hacia mar por la popa, pudiendo dar la voz de alerta antes de caer al mar. 


El patrón de la embarcación, Santiago Domínguez, se lanzó al mar para intentar ayudar al accidentado tras comprobar que éste no lograba coger el cabo que le echaron desde barco. Finalmente, el helicóptero Pesca I rescató a los dos marineros y los trasladó al hospital Álvaro Cunqueiro, pero Luis Vidal llegó ya fallecido a pesar de los intentos de reanimación, mientras que el patrón del barco permaneció ingresado al presentar signos de hipotermia.

El tripulante del Tucán Dous falleció al caerse al mar arrastrado por la red de pesca que estaba largando