La accidentada obra de Cobas de Lobos está terminada y pendiente de revisión por parte del Concello

El concejal Lago y un ingeniero de Covsa en la obra de Ouso da Torre | M. Ferreirós
|

Las obras de saneamiento de Cobas de Lobas (Vilariño) han concluido y antes de recepcionarlas, el Concello procederá a la habitual revisión técnica para comprobar, sobre todo, que el problema de hundimientos en algunas zanjas no se repita en el futuro. Lo que empezó con la mejor intención –la zona carecía de este servicio– terminó siendo un auténtico quebradero de cabeza e incluso motivo de algún accidente, como denunció la oposición.

El concejal de Obras, Samuel Lago, volvió a explicar que durante la ejecución se encontraron problemas sobrevenidos relacionados con la profundidad de las zanjas donde se instalaron los tubos o la aparición de cursos de agua subterráneos que “lavaron” los rellenos y provocaron que se abrieran. Asimismo indicó que, como solución, la adjudicataria aplicó una solera de hormigón más gruesa y “esperemos que sexa a solución definitiva”.



200.000 euros para viales


Esto no solo provocó meses de retraso sino también un aumento del coste de las obras en la liquidación final que se hace al terminar cualquier proyecto contratado. Sin embargo, Lago aseguró que “está dentro das marxes establecidas”. Fue durante la presentación de otro proyecto que “inaugura” un plan de mejora de caminos municipales que supondrá 200.000 euros de inversión. Se trata de la pavimentación de casi un kilómetro en Ouso da Torre, mejorando un tramo asfaltado deteriorado y con una rodadura de escasa calidad y que ahora ha ganado también en amplitud y seguridad peatonal. Además se han pavimentado accesos a casas, que “non estaban á altura do século XXI”, y de la senda del Umia, y se ha instalado canalización de pluviales. Esta ha tenido un coste de 35.000 euros procedentes de un remanente de la partida de personal de un plan Concellos anterior y con 150.000 euros del de este año se actuará en otra media docena de viales. Con el Plan Marco de la Xunta se mejorarán otros, empezando en breve por el de Lourido, en Castrelo.

La accidentada obra de Cobas de Lobos está terminada y pendiente de revisión por parte del Concello