Una mirada alrededor

|

Levantas la persiana y oteas el horizonte y, enseguida, buscas en tu paisaje más conocido, más cotidiano. Ese es el papel más relevante de los medios de comunicación y luego, con todos esos datos, reflexionas. Les ayudo a que lo hagamos juntos.


Por ejemplo: el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña dice que “los profesionales del Sergas cobran lo que merecen”. Y esto nos lleva a un dilema ¿es mucho o es poco? Y a otro ¿el Conselleiro también cobra lo que merece?


Nos cuentan también que los capellanes de los hospitales públicos, reciben de la Xunta setecientos mil euros anuales. Esperamos la rúbrica del citado conselleiro y, ya puestos, la del obispo. La justicia rechaza considerar a los curas personal de la Xunta. A todo esto los efectos de la política de recortes precariza áreas como Atención Primaria, Pediatría, Psiquiatria, y Urgencias.


Sobre “la foto trampa”, la de la Plaza de Colón claro, nuestro compañero de página Rafael Torres dice que “la ausencia de algunos barones del PP, Feijóo sin ir más lejos, no estarán allí tratando de huir torpemente, inútilmente, de una segunda y devastadora foto…


Y si levantas la vista te encuentras con “as pas eólicas”, una desfeita que llegan hasta la valedora del pueblo que prometió una investigación. Feijóo les dio el visto bueno y despachó el asunto en el parlamento en dos minutos.


La Asociación para la Defensa Ecolóxica de Galiza (ADEGA) ya manifestó su rechazo, y la falta de información a los ciudadanos, con un manifestación en Compostela donde se pedía más información.

Respecto al nuevo precio en el recibo de la luz el BNG además de pedir que se revisen los tramos solicita una rebaja en el IVA y ampliar el derecho de acogerse al bono que reduce la tarifa a las familias con pocos recursos.


Ahora, que al parecer estamos más cerca de volver a nuestra vida anterior al virus ya aparecen los primeros estudios sobre las opiniones de los ciudadanos que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, consideran que tanto el gobierno central como las autonomías debieron tomar medidas más estrictas frente al Covid-19 durante la primera etapa de la pandemia y ser más contundente frente a fiestas y botellones.


También, claro, hay que pedir sentidiño al personal.

Una mirada alrededor