El rescate por unos surfistas en O Vilar reabre el debate sobre la vigilancia más allá del verano

El puesto de socorrismo de la playa de O Vilar precisa de una puesta a punto | Chechu Río
|

El rescate de una joven bañista registrado el sábado en la playa ribeirense de O Vilar por parte de unos surfistas ha reabierto el debate sobre la necesidad de empezar con la vigilancia en los arenales mucho antes de la temporada de verano. De hecho, los bañistas que estaban esa tarde en dicha playa y que se enteraron del suceso -finalmente se quedó en un susto- al ver como la sacaban del agua, coincidieron en señalar que el Concello debería analizar la situación y tomar medidas ante el reiterado anticipo de la época en que un buen número de gente acude a disfrutar de esos espacios costeros, principalmente debido a las altas temperaturas, como sucede desde hace varios días.

Muchos de ellos, indicaron que a la joven bañista le salvó la vida que unos surfistas la vieron en apuros, pues desde la orilla fueron escasas personas las que se percataron de lo que estaba pasando. Aunque la llegada del personal del servicio municipal de emergencias y de la ambulancia del 061, acompañada del equipo médico, fue bastante rápida, los bañistas indicaron que el tiempo de reacción habría sido mucho menor si hubiera socorristas u otro tipo de personas realizando esas labores. “Tampoco se puede depender del azar que suponga que haya alguien cerca con medios para auxiliar a quien esté en apuros, como fue en este caso con los surfistas, pues se está hablando de salvar vidas. Además, se trata de algo que se viene repitiendo desde hace años, y en algunas ocasiones hubo que lamentar víctimas mortales”, indicó Antonio Blanco, que estaba tumbado al sol por debajo de la caseta de los socorristas.

Respecto a esta última, efectivos del GAEM ribeirense acudieron ayer a tomar nota de las carencias y desperfectos que presentan para que sean subsanados antes de que comiencen a trabajar los socorristas. Respecto a la elaboración de una lista de aspirantes a esos puestos, se hizo pública la relación provisional de admitidos y excluidos, habiéndose presentado un sólo candidato para los puestos de jefes de playas, 17 para socorristas acuáticos -3 están excluidos de momento por no haber aportado alguna documentación- y 9 socorristas terrestres.

El rescate por unos surfistas en O Vilar reabre el debate sobre la vigilancia más allá del verano