El Club Xuventude Sanxenxo camina hacia su desaparición

Jugadores, técnicos y directivos durante un partido del X. Sanxenxo en la temporada 2019-2020 | gonzalo salgado
|

Mientras el Villalonga se mantiene a la espera de acontecimientos para disputar la última jornada aplazada de liga en Preferente Sur, que decide dos ascensos y que apunta al 11 de julio como fecha estimada para jugar los tres partidos pendientes, el resto de equipos de O Salnés mueven ficha pensando ya en la próxima y exigente nueva temporada. Todos salvo el Xuventude Sanxenxo, que está al borde de la desaparición. La habitual situación de incertidumbre que vive el club de torma cíclica la última década va más allá en esta ocasión, una vez que Santiago Baleirón terminó su mandato. Si este domingo, a partir de las 12 horas en la tercera asamblea de socios convocada para encontrar directiva, ningún socio toma las riendas, el club iniciará el proceso para su disolución.


Baleirón, que fue uno de los fundadores en 1983, no asumirá esta vez el cargo como ya hizo hace cuatro años para evitar la desaparición. “Es una pena, pero pasará lo que tenga que pasar”, advierte.


Los otros equipos de Preferente de O Salnés ya planifican la próxima temporada, en la que podría haber tres grupos en Galicia en vez de dos debido al número de participantes, que superan ampliamente la veintena. El CD Ribadumia presentó el lunes a Yago Yao como nuevo técnico, mientras que el elegido por el Umia para ocupar el sitio de Óscar Guimeráns está prácticamente cerrado y se presentará en los próiximos días. José Vecoña está muy cerca de regresar al banquillo de Baltar para iniciar una nueva etapa en el Portonovo. Está prácticamente cerrado a falta de que lo haga oficial el club. En el Céltiga continúa Edu Charlín, que todavía no tuvo la oportunidad de dirigir al equipo en esta segunda etapa ya que el club decidió no competir en la presente temporada debido a la pandemia. También continúa Rubén Cornes “Pénjamo” en el CJ Cambados para dar continuidad al proyecto.

El Club Xuventude Sanxenxo camina hacia su desaparición