El Sergas autoriza duplicar el espacio de las terrazas, pero con un aforo al 50 %

En Cambados las terrazas deben tener un aforo del 50 %, aunque se permite duplicar el espacio que ocupen si es posible | mónica ferreirós
|

Nuevas medidas para la hostelería en los concellos de O Salnés que se encuentran en el nivel alto de restricciones. La Consellería de Sanidade permitirá duplicar el espacio que ocupan las terrazas en los ayuntamientos de Vilagarcía, Cambados, A Illa y Vilanova siempre y cuando sea posible y previa autorización de la administración local. Eso sí, el aforo se mantiene al 50 %. Esto significa que si un bar tiene licencia para colocar 10 mesas podrá ampliarlas a 20, pero solo puede ocupar diez para mantener el aforo permitido y las distancias exigidas. La decisión -que en todo caso no se refleja en lo publicado en el Diario Oficial de Galicia ayer- ha sido recibida como un golpe de aire fresco en concellos como el de Vilagarcía, que ya comunicó la medida a los hosteleros de la localidad. Sin embargo el hecho de que sea el área de Urbanismo de cada concello la que deba autorizar la ocupación de la vía pública podría impedir que esa ampliación pudiese hacerse realidad hoy mismo. Ello supone un fin de semana más de pleno mes de julio a medio gas. Vilagarcía y Cambados -tal y como aclaró su alcaldesa Fátima Abal- harán todo lo posible para poder dar más vía libre a las terrazas.

Los cuatro concellos en nivel alto de O Salnés se mostraron ayer sorprendidos por la decisión del subcomité clínico de no ejecutar cambios ni en los niveles ni en las restricciones. Y es que pese a que Sanxenxo acumula un total de 166 casos activos y que en solo una semana se registraron 129 positivos el comité de expertos ha decidido mantenerlo en el nivel medio a partir de hoy con el aforo interior al 30 % y las terrazas al 50. Además en el caso del ocio nocturno -que en este concello seguirá abierto- se exigirá prueba PCR o de antígenos o la pauta completa de vacunación.

Lo que está claro es que el resultado del último cribado -al que asistieron 600 de las 1000 personas convocadas- también deja entrever una situación preocupante en la localidad. Se registraron 28 positivos. De hecho Sanxenxo tiene la incidencia acumulada tanto a siete días como a 14 más alta de la comarca de O Salnés.

Ante este panorama la hostelería de Vilagarcía -según lo expresado por Ravella- no comparte que se mantengan las actuales restricciones en los concellos afectados por el nivel alto al entender que son “discriminatorias”. En la capital arousana el número de contagios es ya de 207 rozando el máximo histórico en toda la pandemia que se alcanzó en febrero con 216 positivos. Lo peor es que el propio conselleiro advertía el jueves en la reunión a los alcaldes que en O Salnés la situación va a ir a peor.

Los casos también batiendo máximos históricos en Cambados, donde ya hay 125 positivos. En Vilanova suben a 63 y en A Illa también ascienden hasta los 49 casos positivos. El malestar por el que muchos consideran una situación "privilegiada" de Sanxenxo se manifestaba ayer en algún establecimiento hostelero de la comarca con carteles en las ventanas y lemas que rezan "Eu quero ser de Sanxenxo e do PP para poder traballar, pagar e comer".

Un malestar trasladado a la clase política. El edil de Sanidade de Cambados, Tino Cordal, expresaba ayer su malestar tras la falta de decisiones del subcomité clínico. "As normas deben ser iguais para todos os concellos e de aplicación igualitaria", incidió Cordal. Añadió a mayores que "resulta difícil de entender como un concello cunha incidencia acumulada maior que a de Cambados estea nun nivel menor". Además invitó a la reflexión de que "en Cambados cunha semana cos bares pechados subimos 81 casos o que evidencia que o problema non está na hostelería".


Primeras consecuencias


Lo cierto es que ya hay algún local hostelero de los ayuntamientos del nivel alto que, esperanzados porque el subcomité cambiase algo ayer, vieron frustradas sus aspiraciones y deciden bajar la reja hasta nuevo aviso. “Non podemos asumir esta situación”, decía uno de los que cierra en Vilagarcía.

Los niveles no parece que vayan a cambiar de forma repentina, dado que la próxima reunión del Comité es el martes.



El estudio del aire en 30 locales de O Salnés concluye que son establecimientos seguros

“Os nosos restaurantes son espazos seguros”. Esta es la conclusión que saca la Mancomunidade de O Salnés con los resultados sobre la mesa de su programa “Espazos Seguros” en el que 30 locales de hostelería de todos los concellos de la comarca de O Salnés pudieron contar con un medidor de CO2 y monitorizar sus datos durante un mes, en tiempo real, para conocer las características de su ambiente. Así, tras medir los niveles de la temperatura, la presión atmosférica, la humedad y la concentración de CO2, los resultados han sido “excelentes”. Según indicó ayer la presidenta la Mancomunidade, Marta Giráldez, “en ningún caso a hostelería é a culpable dos malos datos do Covid”. Por ello, reiteró su postura de que la solución no es cerrar los locales, ya que de esa manera, “a xente reúnese nos seus domicilios ou fan botellóns incontrolados”.

De los datos ofrecidos por la Mancomunidade, se puede extraer que solo se han producido un 0,57 % de incidencias de concentración de dióxido de carbono, que se centraron en los turnos de desayunos, comidas y cenas, y que se solventaron fácilmente con tan solo ventilar el local abriendo las ventanas y puertas. Con todo, los niveles apenas llegaron a estar en nivel amarillo y mucho menos en el rojo.

Para el gerente de la entidad comarcal, Ramón Guinarte, “si o que realmente marca a seguridade nun local de hostelería son os niveis de CO2, aquí está a proba de que son seguros”. En este sentido considera que “non se está facendo un bo diagnóstico do problema” e invita a las autoridades a tomar el ejemplo de las nuevas tecnologías para buscar soluciones eficaces y evitar los contagios. “Midamos y después decidamos”, apuntó Guinarte.




Sanxenxo recupera la bandera azul para la playa de Areas Gordas

El Concello de Sanxenxo reorganiza in extremis y en plena temporada estival la plantilla de socorristas para ofrecer el servicio en sus playas tras los positivos detectados entre los trabajadores. De este modo, la bandera azul volvió a ondear ayer en la playa de Areas Gordas, mientras que el gobierno local continúa trabajando para contratar personal que cubra las bajas y preste la vigilancia de salvamento en los arenales de Area de Agra, A Lapa y A Nosa Señora que continúan con la bandera azul retirada.

El ejecutivo sanxenxino tuvo constancia ayer de once bajas por covid registradas en la plantilla, dos de ellos positivo en Covid y los otros nueve se mantienen aislados por contacto directo, tal y como especifican las normas de seguridad sanitaria
Ante la falta de personal para cubrir los 17 arenas con bandera azul del municipio, el gobierno local de Telmo Martín, notificó a la Adeac la su decisión de arriar la bandera azul en cuatro playas del municipio, las menos concurridas y que por el momento, se quedarán sin vigilancia durante el fin de semana. En todo caso, el Concello insiste en que se trabaja para suplir estas bajas temporales lo antes posible y volver a izar las banderas azules de todas las playas.


El Sergas autoriza duplicar el espacio de las terrazas, pero con un aforo al 50 %