La Audiencia Provincial retoma el juicio por las 1,7 toneladas de cocaína incautadas en el Titán III

Alijo incautado en el abordaje al Titán III cerca de Canarias | Efe/ Ángel medida

La Audiencia Provincial de Pontevedra reinicia esta semana el juicio contra 21 acusados de un delito de narcotráfico por el alijo de 1.700 kilos de cocaína intervenidos en el remolcador Titán III en agosto de 2018. En el banquillo estarán sentados tres arousanos: El histórico Jacinto Santos, otro vilanovés y un vecino de Boiro al que se atribuye un papel de liderazgo en la banda internacional, siendo, según los investigadores, la mano derecha del capo brasileño Sergio Roberto de Carvalho, que actuaba con el seudónimo de Paul Wouther, bajo el cual llegó a declarar. Para ellos, reclama el Ministerio Público penas de cárcel que van desde los diez a los trece años y medio y multas que suman 2.000 millones de euros. La vista ya se había suspendido en dos ocasiones, en febrero y en marzo por la baja médica de una letrada. Así, el martes y miércoles, 20 y 21 de julio, tendrán lugar las cuestiones previas, mientras que el juicio en sí se celebrará del 20 de septiembre al 1 de octubre.

Según el escrito del fiscal, fue en enero de 2017 cuando los tres arousanos iniciaron los contactos para tratar de introducir cocaína en las Rías Baixas. El día 27 de ese mismo mes se reunieron en Vilaboa para hacerse con un remolcador. El fiscal considera probado que la red mantuvo contactos con el clan de los Charlines para esta operación, pero finalmente su colaboración se frustró, por lo que Manuel Charlín y uno de sus hijos quedaron fuera de la causa.

Fue en diciembre de ese mismo año cuando la banda, según el Ministerio Público, pudo asegurarse el Titán III, un barco con bandera de Panamá en el que transportarían la droga por el Atlántico y con destino a Arousa. En abril de 2018, según considera probado el fiscal, la red centró sus esfuerzos en justificar documentalmente el fletamento. Ya , el 1 de agosto, en el Tanatorio de Catoira se ultimaron los detalles de la operación por mar pero no valió de mucho tanta preparación ya que en la madrugada del 7 de agosto la Policía Nacional realizó el abordaje del Titán III a 500 millas de Canarias. Así se frustró la entrega de 1.713 kilos de cocaína con una pureza del 84,80 por ciento y un valor en el mercado negro de 59,2 millones.

La Audiencia Provincial retoma el juicio por las 1,7 toneladas de cocaína incautadas en el Titán III

Te puede interesar