Cerca de 200 periodistas de 20 países, víctimas de espionaje a través del programa Pegasus

El programa Pegasus permite a quien lo usa infiltrarse dentro del teléfono móvil de la persona a la que van a espiar/AEC
|

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidió este lunes que los gobiernos de países democráticos emprendan acciones judiciales por el espionaje a periodistas a través del programa Pegasus desarrollado por una empresa israelí.


Un consorcio de medios internacionales ha revelado que al menos 180 periodistas de veinte países han sido víctimas de espionaje por países que han comprado el programa de espionaje a través de teléfonos móviles a la empresa tecnológica NSO.


"Los países democráticos deben hacerse cargo de este caso especialmente grave, determinar los hechos y sancionar a los responsables", afirmó Christophe Deloire, secretario general de RSF, en un comunicado.

Añadió que la organización, con sede en París, acudirá por su parte a la justicia en uno o varios países en función de cómo se desarrollen los acontecimientos.


"Invitamos a los periodistas y medios afectados a acudir a RSF para unirse a la respuesta judicial necesaria tras las revelaciones", afirmó Deloire.


RSF recordó que ya había calificado a NSO como una compañía "depredadora digital" de la libertad de prensa en 2020 y también participó en la demanda de WhatsApp en Estados Unidos contra la empresa israelí.


También señaló que ya había advertido en 2017 contra Pegasus y su uso en el espionaje a periodistas mexicanos y, posteriormente, a informadores de Arabia Saudí, Marruecos, India y Azerbaiyán.


"Las revelaciones sobre la utilización del programa Pegasus generan repugnancia e indignación ante la amplitud de la vigilancia y su focalización en periodistas", recalcó Deloire. 


Urusla von der Leyen

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se mostró hoy en Praga preocupada por el supuesto espionaje a periodistas con el software israelí Pegasus, que calificó de "absolutamente inaceptable".


"Lo que hemos leído hasta ahora, que debemos verificar, es que si esto en realidad ocurrió, es absolutamente inaceptable, y está en contradicción con cualquier regla de la Unión Europea", declaró la jefa del Ejecutivo comunitario en una rueda de prensa.


Se refería así a los resultados, publicados el domingo, de una investigación internacional que apuntan a que varios Estados usaron el software espía Pegasus, creado por la empresa israelí NSO Group, para infiltrar teléfonos móviles de periodistas, defensores de derechos humanos y políticos opositores.


En la investigación participaron más de 80 periodistas de 17 organizaciones de medios de comunicación de 10 países, bajo la coordinación de Forbidden Stories, organización sin ánimo de lucro de medios de comunicación con sede en París, y con el apoyo de Amnistía Internacional (AI).


La empresa israelí NSO ha afirmado que su programa Pegasus fue diseñado para perseguir a criminales y terroristas y está restringido a un número limitado de Gobiernos y agencias gubernamentales.


Sin embargo, los datos difundidos revelarían que fue usado para infiltrar teléfonos móviles de periodistas de países como México, la India, Hungría y Marruecos.


"Tenemos libertad de prensa, libertad de medios de comunicación. La libertad de expresión es uno de los pilares de la UE", insistió Von der Leyen.


Cerca de 200 periodistas de 20 países, víctimas de espionaje a través del programa Pegasus