Rescatan y devuelven al mar a cuatro delfines varados vivos en Taragoña

Las labores para rescatar y devolver al mar a los cuatro delfines varados en Taragoña se prolongaron casi 4 horas | Chechu Río
|

Un camionero se convirtió ayer en el salvador anónimo de cuatro ejemplares de delfín común a los que vio varados vivos en la playa de As Caldas, en la parroquia rianxeira de Taragoña, junto los pilotes de hormigón de la Autovía do Barbanza. Ocurrió a las ocho y media de la mañana, cuando circulaba con su vehículo pesado por la principal infraestructura viaria que atraviesa la comarca y se percató de la presencia de esos cetáceos marinos y llamó al 112 para informar. Ese aviso permitió movilizar a varios medios, que lograron rescatarlos y, finalmente, devolverlos al mar.


Delfines varados en Taragoña. Fotos Chechu (13)


Uxía Vázquez, oceanógrafa de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños, acudió hasta allí y, tras comprobar que se trataba de cuatro machos de aproximadamente dos metros de largo -había uno más pequeño y menos pesado que los otros tres-, se procedió a sacarlos de una zona de fangos y con poca agua, con ayuda de la brigada municipal de Obras y de la Policía Local. Desde allí los transportaron en un remolque, realizando un par de viajes, hasta la rampa del muelle de Taragoña, donde los biólogos Alfredo López y Pablo Covelo tomaron nota de otros parámetros, y el veterinario que tiene la Cemma de referencia en la zona, Ramiro Tubío, les extrajo sangre para analizar y comprobar su estado de salud. 


Mientras tanto, los estuvieron refrescando para evitar que se secasen y se anquilosasen o entumecieran sus músculos.


Delfines varados en Taragoña. Fotos Chechu (15)


A partir de ahí, los subieron a la lancha tipo zódiac “Tango X” de Protección Civil de Rianxo y a la “Agriño” de la Cofradía de Pescadores de la localidad, en donde los repartieron hasta que posteriormente subieron al más grande de todos los delfines a la embarcación “Illa de Cortegada” de Gardacostas de Galicia. Desde allí se dirigieron hacia la isla de Rúa en donde se procedió a soltarlos con la intención de que salieran hacia mar adentro, pero tomaron dirección Ribeira. Eso tampoco lo vieron mal en la Cemma al entender que se podrían juntar a otra media decena de delfines que estaban en esa zona. Se vio a otros tres junto un polígono de bateas de A Pobra. A la espera de lo que determinen los análisis, esos mamíferos marinos aparentaban estar bien, y nadaban sin problema alguno.


Se desconoce lo que les sucedió para entrar tan adentro de la ría y, aunque no es algo que sea muy habitual, ya se dieron más casos en otros sitios. Estas especies normalmente abandonan en primavera el mar abierto para buscar comida, pero desde hace años se les avista bastante en verano, incluso dentro de los puertos. No se descarta que se pudieran desorientar o que siguieran a otro delfín -de hecho falta uno de los cinco que vio un vecino el martes- que estuviera enfermo o herido y acabasen allí, sin poder moverse al estar la marea baja.


Delfines varados en Taragoña. Fotos Chechu (21)


Hallazgo en Palmeira

Tras el aviso recibido ayer de los delfines avistados en Taragoña, se empezó a sospechar que podrían ser los mismos que a las cinco de la tarde del martes fueron vistos en el puerto palmeirense de Insuela, pues a estos últimos habían dejado de verlos. Sin embargo, un hombre indicó que a esa misma hora vio a cinco delfines -se desconoce el paradero de uno- en el muelle de la parroquia rianxeira, por lo que no podían ser los mismos. Tras la suelta cerca de Rúa de los cuatro cetáceos varados en la playa de As Caldas, el personal de la Cemma se dirigió a Palmeira, pudiendo ver en el interior de la dársena de su puerto a los cinco ejemplares localizados la víspera. Aunque los biólogos indicaron que estos últimos no aparentaban tener problemas, uno de ellos podría estar enfermo, pues se pudo ver como los otros cuatro lo intentaban sostener.

Rescatan y devuelven al mar a cuatro delfines varados vivos en Taragoña