Mar seguirá apoyando las fábricas de transformación de productos del mar que promueven eficiencia energética

José Mª Rodríguez y Manuel Vidal guiaron a Quintana en su visita a las obras | Chechu Río
|

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, destacó la necesidad de contar con instalaciones que busquen el ahorro energético y que cuenten con procesos más eficientes y responsables en la protección del medio ambiente. Así lo manifestó durante la visita que realizó ayer a las obras de la fábrica de transformación y conservación de especies procedentes de la pesca que la empresa Frigonor Coldstore está construyendo con esos requisitos en el polígono industrial de A Tomada, en A Pobra, localidad que cuenta con el puerto pesquero líder en la descarga de túnidos de toda Galicia.


Quintana aprovechó ese momento para recordar que el Ejecutivo gallego promueve este tipo de actuaciones a través de las ayudas con fondos europeos, “que -dijo- para algo os pelexamos”, a pymes de transformación de productos del mar. Además explicó que, en el marco de estas subvenciones, la Xunta aprobó un apoyo de 7 millones de euros para este proyecto de la nave de Frigonor Coldstore, lo que supone la mitad de la inversión a realizar, según detalló su gerente, José María Rodríguez, y que prevé la creación de más de 30 empleos directos en su entorno. El gerente dijo que tienen proyectada una línea de corte y elaboración de lomos de atún rojo, que es un producto que se está poniendo muy de moda y que demandan las grandes superficies, y otra de limpieza de calamar, “algo que se está haciendo mayoritariamente fuera y que se puede realizar en A Pobra, pues es punto de llegada de esos productos”, agregó.


La conselleira, acompañada de la directora xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Mercedes Rodríguez, subrayó que esta futura instalación aplicará nuevos procesos y sistemas de gestión en aras de impulsar la seguridad laboral. Rosa Quintana dijo que la eficiencia energética de esta fábrica se materializará en un parque fotovoltaico que estará en la misma parcela, y que será de 435 kilovatios y que será gestionado de manera totalmente inteligente, “con lo que puede atender todos los procesos a través de un sistema de gestión innovador”, precisó su director técnico, Manuel Vidal. Quintana destacó que el proyecto de Frigonor Coldstore “exemplifica o potencial da industria galega de transformación de produtos do mar, que nos momentos máis difíciles da pandemia respondeu con esforzo e compromiso para manter o seu nivel de actividade e seguir ofrecendo alimentos de calidade á cidadanía”.


Instalaciones y su destino productivo

Esta instalación ocupa una superficie de más de 8.000 metros cuadrados y tiene 12 metros de altura. La nave incluirá dos plantas para la elaboración, dos cámaras de almacenamiento en congelación a -45ºC y a -20ºC y una zona para operaciones logísticas y de clasificación con acceso a ocho puertos de carga y descarga. También dispondrá de espacio para oficinas e instalaciones laborales. Esta fábrica se destinará a manipulación, transformación, conservación, y almacenamiento frigorífico de especies pesqueras como el atún, el atún Rojo o gambón argentino y la lura proveniente del caladero malvinense.

Mar seguirá apoyando las fábricas de transformación de productos del mar que promueven eficiencia energética