Cambados desiste del contenedor subterráneo y lo sustituirá por convencionales

El concejal y el técnico de residuos con algunos nuevos usuarios de composteros que ayer recibieron la formación | g. salgado
|

El Concello de Cambados sigue avanzando en su política de reciclaje y compostaje para la reducción de basura enviada a Sogama y obtener beneficios medioambientales y económicos. Tiene disponibles 400 composteros individuales y elevará a siete los comunitarios. Además retomará la recogida a puerta a puerta para grandes productores y, por otro lado, desiste de los contenedores subterráneos ante las frecuentes y caras averías que registran, de tal manera que irá sustituyéndolos por convencionales una vez vayan dejando de funcionar de manera óptima.

El concejal de Servizos, Samuel Lago, detalló que siguen realizando el mantenimiento de los que funcionan, pero conforme se vayan estropeando, porque son muy antiguos y están muy deteriorados, “xa non se van reparar”. Ya ha sucedido en la isla de la Ribeira de Fefiñáns que lleva, por lo menos, más de un año inoperativa porque las filtraciones del agua del mar los ha corroído de manera importante. “Non é un sistema que funcione ben e é perigoso”, así que “segundo vaian rematando a súa vida iremos desintalándoos”, añadió el edil.

Realizó estas declaraciones tras la jornada de formación de 40 nuevos usuarios de composteros individuales. Algunos llevaban más de año y medio esperando y Lago vinculó el retraso, sobre todo, a la falta de personal especializado de manera estable: “Non queriamos entregalos e logo deixar aos veciños sen un seguimento e asesoramento, que é importante sobre todo ao principio”. Actualmente cuentan con un gestor de residuos contratado con el Plan Concellos y un maestro compostero compartido con Meis y Meaño, pero Lago reconoció que “a medio prazo será necesario sacar unha praza” fija ante el “nivel “ de implantamiento alcanzado. El socialista también animó a sumarse a la iniciativa pues tienen 400 en reserva –70 ya tienen dueño–y en cuanto a los comunitarios destacó que se llegará a siete con cinco nuevos en A Mercé, la explanada del mercadillo, la Rúa Fonte de Fefiñáns, Beleco y junto al centro de día, comprados con el Plan Concellos y ayudas de la Consellería do Medio Ambiente. Y en cuanto a los temores habituales por la emanación de posibles olores o la atracción de alimañas, defendió que “se están ben xestionados non dan problema”. Es más, señaló que no han detectado quejas en los dos existentes, y eso que el de Os Olmos está cerca de viviendas, “porque se os alonxamos a xenten non vai a ir”.



Vuelve la recogida en la puerta


Lago también hizo un llamamiento a la hostelería, tiendas, etc. A grandes productores para sumarse al proyecto de recogida de puerta a puerta de residuos orgánicos para su tratamiento posterior en un plan de conversión en abonos. El plan piloto arrancó con 20 y ahora ya tienen 60 contenedores, pero se podría ampliar.

En definitiva, concluyó, estas son “as tres vías para reducir ao mínimo a fracción orgánica” pues aunque no ha calculado el ahorro que supone rebajar los envíos a Sogama para su destrucción –el Concello paga al mes una media de entre 30.000 y 40.000 euros–, aseguró que supone un beneficio “ecolóxico e económico”.

En un futuro no descartan que la bajada se pueda notar en el recibo de los usuarios, pero de momento se premia de “maneira indirecta” con el programa Tropa Verde mediante el cual con el envío de fotos de prácticas de reciclaje se consiguen puntos canjeables por premios en tiendas o abonos para la piscina, entre otros. Es posible anotarse en sus redes sociales, como indicó su responsable María Lusquiños. 

Cambados desiste del contenedor subterráneo y lo sustituirá por convencionales