lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

O Grove cancela el Marisco: “No podemos arriesgarnos a perder los 300.000 euros” para el arranque

Imagen de archivo del cartel anunciador del año pasado, cuya edición también tuvo que cancelarse | gonzalo salgado

El Concello de O Grove ha decidido finalmente cancelar la Festa do Marisco de este año pues la esperable mejora sanitaria que les animó a anunciarla en junio no llega y, de hecho, a día de hoy es el único de Galicia en máximo nivel. Las restricciones actuales son incompatibles con un evento de multitudes, que puede congregar 6.000 comensales en un día, y que las necesita para sufragar su alto coste, así que gobierno local “no puede arriesgarse a adelantar los 300.000 euros necesarios para su arranque y luego no poder recuperarlos”, señaló el alcalde, Jose Cacabelos.

El regidor aseguró que lo “lamentan”, pero que a estas alturas de la pandemia, con un mes por delante para celebrar la fiesta, el necesario alivio de las restricciones para que sea viable, “no acaba de llegar”. Cuando hicieron el anuncio, en junio, también eran cautos pues la incertidumbre es continua en esta crisis sanitaria, pero “en abril y mayo, tanto las noticias que nos llegaban como las previsiones de cara a los siguientes meses eran optimistas y nos daban pie a preparar la fiesta”. Esto es quitar la obligatoriedad de la mascarilla en espacios públicos y el avance de la vacunación. De hecho, explicó que empezaron a pedir presupuestos, pero llegó la quinta ola y “la mejoría no acaba de llegar para O Grove e incluso empeora pues somos el único concello de Galicia en alerta máxima. Estamos estancados”, añadió Cacabelos.

Esta situación supondría unos aforos del 30 %, significaría tener que controlar accesos de entrada, no permitir colas ni en la compra de tickets ni en los puestos de producto, además de que todo el público tendría que estar sentado y debería haber servicio en mesa –la fiesta es autoservicio–.En definitiva, quitar todo lo que la caracteriza y hace que “se pueda soportar su alto coste”, expuso. Además, alcalde indicó que, si bien en 2019 se finalizó con una facturación de unos 900.000 euros, para arrancar, el Concello tendría que aportar unos 300.000 y “no podemos arriesgarnos, permitirnos el lujo de adelantarlos y luego no poder recuperarlos, porque salen única y exclusivamente del Ayuntamiento”.

Para su celebración necesitarían un nivel de “normalidad muy alto”, de un 70 %, como mínimo, y con el contexto actual “es totalmente inviable e incompatible”, recalcó Cacabelos.



“Sin respuesta” de la Xunta


A este respecto añadió que hace tres meses solicitaron una ayuda a la Xunta para la celebración, “como está haciendo con otras, pero no hemos tenido respuesta”. Así las cosas, añadió que lo “lamentan” pues reconoce que se trata de “un gran escaparate de toda las potencialidades que tenemos para la promoción turística de nuestro municipio, pero el coste económico que tiene poner en marcha una infraestructura de estas características es muy elevado y no podemos arriesgarnos”, reiteró.

En 2020 tampoco fue posible y el Concello tenía la esperanza de que el avance de la vacunación lo hiciera posible en este 2021. También recibió críticas por no buscar un modelo adaptado al momento para, por lo menos, mantener vivo su espíritu. 

O Grove cancela el Marisco: “No podemos arriesgarnos a perder los 300.000 euros” para el arranque

Te puede interesar