A Illa combate las distracciones al volante: “A xente vai escribindo wasaps e ás veces nin nos ve”

Imagen de archivo de un control de la Policía isleña | gonzalo salgado
|

El uso del móvil al volante se está convirtiendo en un quebradero de cabeza para la Policía Local de A Illa de Arousa, y no solo en lo referido a hacer llamadas que puedan desconcentrar al conductor y provocar un accidente, hay casos más graves. “Atopámonos moita xente escribindo wasaps que nin mira para a carretera. Ás veces poñemos as luces e nin nos ven porque están mirando para o móbil. Nin se enteran de que lles estamos pedindo que se deteñan”, cuentan desde la comisaría isleña. Las denuncias están ahí: casi un centenar en lo que va de año y más que pueden crecer porque va a intensificar el control sobre estas conductas entre los días 16 y 22 de este mes.

Los agentes se han sumado a la iniciativa impulsada por la Dirección General de Tráfico (DGT) de vigilancia y concienciación sobre el peligro de las distracciones al volante con el control de maniobras y comportamientos que puedan afectar a la conducción como el uso de dispositivos como navegadores y especialmente de los móviles, porque “multiplican por catro o risco de sufrir un accidente, é equiparable a conducir con exceso de alcol”, explica uno de los agentes encargados.

Los controles se desarrollarán de manera estática, con su ubicación en diferentes puntos de la localidad, y también en recorridos de la patrulla. El objetivo es concienciar sobre los peligros de distracciones aparentemente inocentes y que pueden provocar graves accidentes de circulación. De hecho, según datos de la DGT son la primera causa de accidentes mortales y en 2020 se cobraron más de 300 víctimas mortales. En la comisaría isleña preocupa especialmente el cariz que está tomando el problema del uso del móvil al volante para mirar las redes sociales o escribir mensajes de wasap, pero también busca concienciar sobre la importancia de no conducir con sueño o fatiga, evitar encender un cigarillo o sobre la prohibición de usar auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligación de estar permanente atento a la conducción. El incumplimiento de esta última constituye una infracción grave que puede conllevar una sanción económica de 200 euros y la pérdida de tres puntos

A Illa combate las distracciones al volante: “A xente vai escribindo wasaps e ás veces nin nos ve”