El PBBI sostiene que Ruiz dirige al PSOE, al que el BNG reprocha que le dé un cheque en blanco al PP

Pérez Barral y Mariño de Bricio | Ch.R.
|

La firma del alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, y del portavoz del PSOE, José Manuel Vilas, del denominado protocolo de actuaciones 2021-2023, que permitirá aprobar el presupuesto municipal de este año, generó la reacción de PBBI y BNG. Vicente Mariño, líder del principal partido de la oposición, aseguró que no le sorprendió ese acto “a bombo y platillo”, pues dijo que ese apoyo de los socialistas era algo conocido en los dos años de mandato “y ahora ya no se esconden”, pero agregó que este tipo de “coaliciones” causan enfado en la ciudadanía con los políticos, y sólo benefician al alcalde. Cree que el grupo municipal del PSOE está siendo “manipulado” por Ruiz y que, además, es este último quien dirige al partido del puño y la rosa. Y se atreve a decir que los dos ediles socialistas están actuando de espaldas a su partido y que esas decisiones no están consensuadas con todos sus compañeros afiliados, ni tiene el apoyo de los órganos provinciales y nacionales del PSOE.


Ahondando en ello, Mariño manifestó que si esos dos concejales del PSOE no demuestran que esas decisiones fueron aprobadas por la militancia de su partido “los tendremos que considerar ediles no adscritos”, y precisó que “si van por libre, entendemos que, de no presentar su dimisión a su partido, están faltando al respeto a toda la militancia socialista”. A raíz de estos hechos, el PBBI también considera al PSOE como grupo de gobierno y sostiene que “tendrá que rendir cuentas a sus votantes”, y se pregunta por lo que pueda haber detrás de esos acuerdos y del “postureo”.


Por su parte, Luis Pérez Barral, del BNG, considera que lo que firmaron PP y PSOE “é un pacto de goberno ata o final de mandato, y que los socialistas salvan a un Ejecutivo popular en minoría “e con graves problemas, cada vez máis patentes e cun malestar social crecente”. Agregó que el PSOE presentó catorce propuestas “que son firmarlle un cheque en branco ao PP e acaba de salvarlle o mandato ao señor Ruiz gratis”. Señaló que desconoce qué intereses hay en que “o PSOE estea sostendo a maior alcaldía que ten nestes momentos o PP en Galicia, sobre todo nun momento no que os populares están atacando os servizos públicos e que tanto perxudica aos ribeirenses”, dijo.


Pérez Barral manifestó que el presupuesto que presenta el alcalde es “irreal”, porque entiende que hay partidas que no se van a ejecutar, como el caso de la nueva biblioteca, “pois foi o propio señor Ruiz o que dixo nunha comparecencia pública que non van a comezar ata 2022”. Añadió que su ejecución será de “papel mollado”, como lo demuestra que del presupuesto del año pasado “tan só executou o 54%”.


Presupuesto poco social y superfluo

El PBBI critica que el presupuesto de Ribeira para este año tiene poco contenido social, pues la ayuda a domicilio o a los más necesitados “no se ven mejoradas”, y añade que las ayudas a afectados por la pandemia ya se iban a realizar, al igual que infraestructuras necesarias. El BNG afirma que en ese presupuesto se prevén gastos en cuestiones superfluas, como el segundo museo del mar de O Barbanza, pero que no responde a que el conservatorio tenga escuela de música, que la sede de deportes náuticos sea una realidad de manera inmediata, entre otras. Y critica que el PSOE no sea capaz de sacarle a Ruiz Rivas un sólo compromiso para detener los recortes que aplica el PP en todo el municipio.

El PBBI sostiene que Ruiz dirige al PSOE, al que el BNG reprocha que le dé un cheque en blanco al PP