La ANPA del colegio de Palmeira suma apoyos de centros educativos afectados por los recortes en Ribeira

Unos niños portaron la pancarta con reclamaciones de la ANPA de Palmeira | Chechu
|

La ANPA del CEIPP de Palmeira sumó ayer nuevos apoyos de otras asociaciones de padres de alumnos contra los recortes que está llevando a cabo la Consellería de Educación en institutos y colegios que “son vítimas de desastrosas decisións unilateriais, sen ter en conta a opinión da comunidade educativa”. 


Fueron las del IES Nº1, que tendrán siete docentes menos, y de los colegios de Aguiño y Artes, que perdieron uno y dos profesores por jubilaciones o traslados, respectivamente, y de los que se dio lectura a sus problemáticas. La presidenta de la entidad que agrupa a los padres palmeirense, Paz González Riobó, recordó en la lectura de un manifiesto que en Palmeira ven afectado por la supresión de dos aulas de Infantil. Precisó que desde julio “loitamos, nos fixemos escoitar e, grazas ao apoio dos grupos políticos representados no pleno municipal, aprobáronse as mocións do PBBI e BNG, está última ademáis co apoio de todos os partidos políticos, incluído o PP”. Subrayó que es una propuesta que obliga al Concello a luchar ante a Consellería por recuperar, al menos, una de esas dos unidades.


Pese a ello, Riobó denunció que hasta ayer, víspera del inicio del curso escolar, recibieron el “mutismo total” como respuesta y que, por ello, las clases empezarán con dos aulas menos, dos profesores menos “e unha Educación Infantil deficiente”. Ahondó en este calificativo indicando que la calidad en la Educación “non se pode garantir cando as aulas están cheas e os profesionais explotados”. Por ello, exigió al alcalde que de cumplimiento a lo acordado por el pleno y luche por los niños de Palmeira y por la Educación de calidad que merecen sus hijos. “A ver si eles son capaces de facerlles ver que deben recapacitar, que deben cambiar a súa política de recortes, e inverter nunha Educación Pública de Calidade”, subrayó.

La ANPA del colegio de Palmeira suma apoyos de centros educativos afectados por los recortes en Ribeira