La junta local de seguridad de Ribeira centra sus preocupaciones en la violencia de género

La reunión de la junta local de seguridad de Ribeira se celebró en el salón noble del consistorio/Chechu Río
|

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas López, y el alcalde de Ribeira, Manuel Ruiz, copresidieron este mediodía la reunión de la junta local de seguridad, en la que se acordó avanzar en la lucha contra la violencia de género, impulsando las diferentes mesas de coordinación como paso previo a la posible incorporación del Ayuntamiento ribeirense al sistema Viogen de seguimiento de las víctimas.


Tanto la subdelegada del Gobierno como el regidor local resaltataron la buena coordinación existente entre la Policía Nacional y la Policía Local, pero coincidieron en avanzar en este proceso. De hecho, mostraron su decisión de activar la Mesa Local de Coordinación Institucional contra a Violencia de Xénero en la que estarán presentes tanto los representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, como el propio Concello, el Centro de Información á Muller, la Unidade de Violencia de Xénero de la Subdelegación del Gobierno y otros agentes sociales, educativos e incluso judiciales, para debatir y evaluar la situación de la violencia machista y plantear en este sentido posibles acciones de prevención e información.


También está previsto reactivar la Mesa de Coordinación Policial, que en este caso está integrada de forma exclusiva por los representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, en una iniciativa ya apuntada en anteriores encuentros pero que debido a la situación sanitaria no fue posible desarrollar.


El propósito final pasa por avanzar en la integración del Concello y de su Policía Local en el sistema Viogen de seguimiento de las víctimas, para lo que se hace necesario firmar un convenio de colaboración entre el municipio y el Ministerio de Interior. Esta adhesión permitirá a la Policía Local acceder a la base de datos del propio ministerio para hacer el referido seguimiento de las víctimas de género existentes en la ciudad, asumiendo de forma directa un pequeño porcentaje de estos casos.


Por otro lado, en la reunión se realizó un análisis de la seguridad ciudadana en Ribeira "e comprobouse que as estadísticas manteñense en niveis similares aos de 2019. Os datos correspondentes a 2020 veñen determinados pola situación sanitaria e o período de confinamento e restriccións, polo que se tomou como ano de referencia o anterior", indicaron desde la Subdelegación del Gobierno en A Coruña. 


De todos modos, detalló que hubo un ligero aumento de las infracciones penales, pero que en gran parte se debieron al notable incremento de delitos informáticos y cibernéticos, que experimentaron una subida do 47%, dentro de la línea existente en todo el territorio español.


Igualmente, se acordó incidir en la vigilancia y control de algunas zonas de la ciudad, "a pesar de ser conscentes de que situacións como as que se están a dar nas Abesadas pasan pola vía xudicial", precisaron desde la Subdelegación del Gobierno. Además, tanto Policía Nacional como Policía Local y Policía Autonómica intensificarán sus acciones contra el consumo de alcohol en la vía pública o la venta de alcohol a menores.

La junta local de seguridad de Ribeira centra sus preocupaciones en la violencia de género