“No especulamos”, advierte el entrenador del Marino al Arosa

El Deportivo y el Compostela no pudieron ganar la temporada pasada en el estadio de Miramar al Marino | dxt campeón
|

Al 17 abril de 1994 se remonta la última vez que el Arosa disputó un partido de liga fuera de Galicia. Fue en su última temporada en Segunda B, ante el Real Ávila en el estadio Adolfo Suárez. Mañana el equipo vilagarciano juega su primer partido a domicilio en Segunda RFEF en Asturias. En el estadio de Miramar ante el Marino de Luanco (17 horas). A pesar de que Luanco es un pueblo costero de poco más de cinco mil habitantes, el Marino es ya un clásico moderno de la categoría, en la que lleva 12 de las últimas 20 temporadas.


Al frente del equipo está el técnico Manel Menéndez, ex jugador de Primera del Real Oviedo y del Deportivo, con el que fue campeón de liga. Manel cogió al Marino la temporada pasada después de los primeros nueve partidos con solo 5 puntos en su casillero. Hizo 17 puntos en las otras 9 jornadas de la primera fase y consiguió ya la permanencia metiéndose en la fase intermedia, en la que no tuvo opción de pelear por colarse en Primera RFEF ante el potencial de sus rivales (Racing de Ferrol, Deportivo y Compostela).


Respecto a la temporada pasada el Marino renovó a 12 jugadores. “La idea era que el bloque se quedara, aunque tuvimos una baja importante, el caso de Álex Arias”, que fichó en el Calahorra de Primera RFEF.” Hicimos fichajes dentro de las posibilidades económicas que tiene el club y estoy bastante contento. El único problema es que la plantilla es corta”.


La pretemporada del Marino estuvo marcada por su participación en la Copa RFEF, cuya fase autonómica en Asturias se jugó por liguilla. “En prácticamente la primera semana ya estábamos compitiendo, en parte nos vino bien y en otra mal porque fue cayendo gente por lesiones, ya que llevábamos parados desde mayo”, explica el entrenador.


El Marino debutó en liga con derrota por 2-1 ante el Avilés, uno de los equipos que están llamados a pelear en la parte alta del grupo. “Fue el tercer partido que jugamos contra ellos tras los dos de la Copa Federación y las sensaciones fueron positivas. No fuimos inferiores pero se decidió por pequeños detalles. El Avilés es un equipo que este año tiene un nivel bastante alto y estuvieron más acertados en las definiciones, pero nuestro rendimiento fue bastante bueno”, explica Manel.


En el equipo del municipio de Gozón figuran ex futbolistas de Primera División como Luis Morán y Alberto Lora (Sporting de Gijón), aunque este último está lesionado y no podrá medirse al Arosa. Manel espera ya tener en buenas condiciones físicas al ex del Fabril Nacho Matador y a los delanteros Steven (Oviedo B) y Omar (Ibiza-Islas Pitiusas), jugadores importantes en el conjunto luanquín, cuyo objetivo “es mantener la categoría y tratar de ganar cada partido”, según su entrenador. “No especulamos y tratamos de salir a ganar, ya lo hicimos el año pasado cuando estábamos prácticamente desahuciados y al final nos salvamos”.


Ayer viernes era el día marcado por el cuerpo técnico del Marino para estudiar al Arosa mediante vídeos. “Todavía no hemos visto nada. Al Arosa solo lo vi el año pasado cuando jugó el último partido y ascendió”. El equipo asturiano es bastante fiable en su feudo, “como la mayoría de los equipos”. Manel considera que en la nueva categoría de Segunda RFEF hay rivales que son “trasatlánticos por presupuestos y jugadores de calidad”, por eso considera fundamental “hacernos fuertes en casa, sin especular y jugando de tú a tú a todos”.


Sobre el ambiente que se encontrará el Arosa en el estadio de Miramar, Manel explica que “solemos meter gente en casa, pero la pandemia retrajo un poco a la afición. Poco a poco ya se va animando como vimos en la Copa Federación”. La capacidad del estadio supera las 3.000 personas y el aforo permitido es del 40 %, por lo que desde la directiva del Marino garantizan que habrá entradas en la taquilla para cualquier aficionado del Arosa. No serán muchos, pero sí viajará la afición arlequinada para respaldar en su primer partido liguero fuera de tierras gallegas 27 años después el equipo de Jorge Otero, que como futbolista profesional ya se enfrentó varias veces a Manel Menéndez en Primera División en duelos Betis - Oviedo.

“No especulamos”, advierte el entrenador del Marino al Arosa