El EncestaRías consolida su etiqueta de torneo de prestigio

El torneo tuvo más de 36.000 visualizaciones en su retransmisión por streaming | gonzalo salgado
|

La sexta edición del Torneo EncestaRías se cerró con el título para el Joventut de Badalona y la satisfacción del trabajo bien hecho por parte de la organización, como así se lo trasmitieron los 4 equipos ACB participantes. Ayer Diego Doval e Iván Villar, las dos cabezas visibles del grupo de amantes del baloncesto que hacen posible que la élite venga a Vilagarcía cada mes de septiembre desde 2015, hicieron balance de esta edición, marcada por las dificultades económicas y la reducción de aforo por la Covid.

“Apostamos por el torneo este año para mantenerlo”, dice Villar, “porque entendíamos que dos años sin hacerlo sería perder su continuidad, su estatus, la fidelidad del aficionado y la asistencia de los clubes”. Fueron estos últimos el gran motor que animó a la Asociación EncestaRías a tirar para adelante pese a las circunstancias. “Nos demandan participar y quieren que se haga”, de hecho la organización recibió la llamada de hasta tres equipos alemanes que querían jugar en Vilagarcía.

“Dentro de la situación, la valoración es positiva”, dicen los organizadores al ver crecer el interés por el torneo y al recibir agradecimientos de los equipos. “La retransmisión por streaming tuvo varios partidos con más de 10.000 visualizaciones”, destaca Villar, “superamos las expectativas porque calculábamos 2.000 o 2.500”.

Joventut y Unicaja quieren repertir el año que viene y la organización sigue picando piedra y moviendo hilos para traer a uno los tres grandes que faltan por venir: Real Madrid, FC Barcelona o Valencia Basket. “A nivel nacional nos está llegando mucho feedback felicitándonos por el torneo y por la organización”, destaca Doval. Además la prensa deportiva nacional se refiere al EncestaRías como “prestigioso torneo”, otra señal más de su consolidación como referente del calendario ACB de pretemporada.

El nivel deportivo de esta edición fue alto, con partidos que ya tenían una competitividad con aroma a liga, ya que esta arranca el fin de semana. “La asignatura pendiente es que gane el torneo un equipo gallego”, es el deseo de Villar y Doval.

De cara a la séptima edición una de las grandes incógnitas será el escenario, puesto que están previstas las obras de reforma tan demandadas del pabellón de Fontecarmoa. Otro quebradero de cabeza para la organización, pero que no les disuadirá de llevarlo a cabo e idear soluciones para hacerlo. 

El EncestaRías consolida su etiqueta de torneo de prestigio