Los arousanos salen a la calle contra la “estafa” de la luz y piden “soberanía para a nosa enerxía”

Cargos del BNG, como la diputada cambadesa Montse Prado, asistieron a la concentración de Vilagarcía | mónica ferreirós
|

Los municipios arousanos acogieron concentraciones contra la subida de la luz y el “oligopolio” de las eléctricas. Convocados por la CIG, decenas de personas salieron a la calle en Vilagarcía, Ribeira, Boiro, A Pobra y Rianxo.

Las dos concentraciones más numerosas se produjeron en las cabeceras de comarca, con cerca de un centenar de personas en la Praza de Galicia vilagarciana y un número similar en la Praza do Concello de Ribeira.

Allí se pudieron escuchar lemas como: “Mans arriba, esto é un atraco”, “Non pode ser, as eléctricas estafando e a luz sube outra vez”, “Soberanía da nosa enerxía” o “Galicia non atura a suba da factura”, entre otros.

Los convocantes hicieron hincapié en los beneficios millonarios obtenidos por compañías como Iberdrola (1.531 millones), Endesa (832 millones) o Naturgy (552 millones) mientras los gallegos tienen salarios “por debaixo da media do estado, pechan empresas e temos o recibo da luz máis caro”. Recordaron además desde la CIG que Galicia es territorio productor, lo cual, aseguran, más que beneficiarle le perjudica.


Medidas propuestas


Frente a esta situación, desde el sindicato nacionalista reclaman una serie de medidas que pasan por reconocer la energía como derecho fundamental y promover políticas públicas de intervención. Por ello, lamentan la falta de respuesta de los gobiernos estatal y autonómico. Proponen la reversión al público de las centrales hidroeléctricas que finalicen su concesión; la creación de una empresa pública gallega de electricidad; la fiscalización de las concesiones en vigor; la modificación del sistema tarifario, “limpando a factura de peaxes que non teñan relación directa co fincionamento do sistema eléctrico”; la modificación transitoria de los impuestos y la tarifa eléctrica gallega. 

Los arousanos salen a la calle contra la “estafa” de la luz y piden “soberanía para a nosa enerxía”