El Padrón delata a un conductor que se ausentó tras destrozar una caseta de alumbrado en Meloxo

Imágenes del estado en que quedó la caseta de alumbrado tras la colisión y del coche localizado en una finca | cedidas
|

Hasta al Padrón de habitantes tuvo que recurrir el sábado la Policía Local de O Grove para localizar al conductor que a las dos de la tarde del sábado destrozó con su coche la caseta de cemento de un cuadro eléctrico de Meloxo y luego abandonó el lugar. Se dejó atrás la defensa con la matrícula y un reguero de agua del radiador que los agentes pudieron seguir hasta cierto punto pero a partir de ahí, la única pista era que el propietario tenía domicilio en Madrid, demasiado lejos de casa. Así decidieron tirar de la lista de empadronados en busca de posibles familiares y encontraron una coincidencia, su madre, y con ella, la vivienda donde estaba el hombre. Este reconoció los hechos y justificó su ausencia en el lugar en que “non pensaba que fora para tanto”.

Habían pasado dos horas desde el accidente y para los agentes, en tan poco tiempo, el conductor se había tomado bastantes molestias para guardar el coche. Lo encontraron estacionado en la finca de la propiedad familiar, en una zona poco visible desde la vía pública, y con otro vehículo aparcado muy cerca, casi estratégicamente.

Ante el reconocimiento de los hechos, la Policía Local grovense ha procedido a denunciarlo por la vía administrativa por abandonar el lugar donde se produjo un accidente sin dar parte a los servicios de emergencias. Además, su aseguradora tendrá que hacerse cargo de los daños provocados en la propiedad municipal, la caseta del alumbrado público, algunos de los protectores de plástico de los cuadros y el cierre de piedra que la protegía.



Preocupación por su estado


Por otra parte, la joven ciclista herida el sábado recibió el alta el mismo día tras ser sometida a diferentes pruebas para descartar lesiones internas de gravedad. La madrileña, que se despeñó por una ladera de unos seis metros, solo presentaba lesiones en un brazo, pero no llegó a sufrir una fractura. Su estado mantenía preocupados a los servicios de emergencias pues cuando llegaron al lugar convulsionaba y ofrecía un relato incoherente tras perder el conocimiento y luego recuperarlo. Los propios agentes de la Policía Local contactaron con ella para interesarse por su estado de salud, como suele ser habitual en estos casos.

La chica, de 26 años, está pasando unos días en O Grove con su padre y una hermana y estaban realizando una ruta en bici por la senda que une A Lavaxeira con Punta Moreiras. Se salió de la carretera y cayó por el terraplén. Su rescate fue bastante complejo debido a la pendiente del terreno y su irregularidad. 

El Padrón delata a un conductor que se ausentó tras destrozar una caseta de alumbrado en Meloxo