Cambados rescata y pone en valor los marcos históricos que delimitaban los señoríos

El marco reubicado en Fernández Pulido, junto a un panel explicativo, presenta la típica cruz de estos elementos | g. salgado
|

Cambados move os marcos”, pero por una buena causa. En concreto, acaba de reubicar uno histórico en la Praza Fernández Pulido tras rescatarlo del olvido de un muro particular ubicado a unos metros de distancia, frente al viejo cuartel. Es uno de los siete documentados en un escrito de 1617 en el que se delimitan los dominios de la villa de Cambados, señorío de aquella del Conde de Fuentes y Monterrei, respecto a la jurisdicción de Fefiñáns y San Tomé. El Concello quiere poner en valor estos “mojones” y este ya cuenta con una placa explicativa sobre su origen y el trazado que seguían. Se conservan muy pocos, así que también pide colaboración vecinal por si hallan alguno. De hecho, saben de uno enterrado en propiedad privada.

La existencia de estos elementos no es nada nuevo, pero ahora se ha dado el paso. Una vez más, el trabajo de los historiadores Sindo Mosteiro y Maribel Iglesias ha sido crucial para rescatar esta parte de la historia cambadesa y ponerla en valor. También del Obradoiro de Emprego, que procedió a la colocación del de Fernández Pulido, como broche de oro a sus nueve meses de formación.



Leídos en conjunto



El concejal de Patrimonio, Xurxo Charlín, explicó que la colocación de los marcos surge tras el conflicto jurisdiccional entre los señores de las villas de Cambados. Se conservan tres de los siete mencionados en ese documento de 1617: uno en su emplazamiento original, muy cerca del llamado cruceiro de Lonxe, y todos llevan la habitual cruz de estos elementos de demarcación. Leídos en conjunto tienen la leyenda: “Son de”, “Su EXª (abreviatura de excelentísima)”, “Conde”, “De”, “Fuentes”, “Conde” y es posible que este último continuase con otro donde pusiera el otro título del señor de Cambados de Monterrei o abreviado MR o MT.

El documento histórico continúa con las lindes con San Tomé-Ouso da Torre, situados más al sur. Empieza de nuevo en la cima del monte de A Pastora y va indicando sucesivos marcos cuyo trazado se puede conocer a través del panel informativo instalado en Fernández Pulido. Estos ya son más bajos y solo tienen una cruz, pero no se conserva ninguno.

Además, hay otros mojones conservados que pode que teñan relación ou non cos anteriores”. Uno se conserva en Cacabelos y delimitaría la parroquia de Santa Mariña Dozo con la de Vilariño; otro está en el Museo do Viño y deja entrever que habla del señor de Monterrei y un tercero está en el Muíño da Seca, que “apareceu no camiño dos Caeiros cara a Monterrei, e dende logo a súa inscrición debe ter relación con iso, porque se len claramente as letras MR (Monterrei?)”, cuenta el texto elaborado por Iglesias.


A estos se sumarían cruceiros que ejercerían también una función diferenciadora de los dominios de los señoríos de Cambados; una cuestión importante “á hora de cobrar impostos”, señaló Charlín, quien justificó el traslado del de Fernández Pulido por ser la plaza publica más próxima al emplazamiento original y porque ofrece espacio para una mejor divulgación y puesta en valor. Así “completamos unha actuación máis para poñer en valor o patrimonio de Cambados, unha firme vontade deste goberno municipal”, añadió el concejal de Cultura, Tino Cordal, quien agradeció la “labor” del Obradoiro. 

Cambados rescata y pone en valor los marcos históricos que delimitaban los señoríos