Meis “se encomienda” al Apóstol y reinicia la gestión de terreno para un centro de salud de 1.300 metros

Una veintena de personas, entre autoridades del gobierno y vecinos, iniciaron la primera etapa en A Armenteira | m. ferreirós

Una veintena de personas, entre autoridades y vecinos, iniciaron ayer la primera etapa del peregrinaje meisino a Compostela para reclamar el restablecimiento de servicios médicos perdidos y personal para cubrir de manera estable ausencias de los profesionales. El objetivo es llegar el domingo y realizar una manifestación hasta el Obradoiro. En paralelo, el Concello trabaja en la consecución de terrenos privados para construir un nuevo centro de salud de planta baja y unos 1.300 metros cuadrados, que es el modelo que tiene en mente el Sergas y por el cual ha rechazado sus cinco opciones. Para ello tendrá que desarrollar un Plan Especial y está por ver si es necesario expropiar o se puede llegar a acuerdos de compra o cesión con los propietarios.

La alcaldesa, Marta Giráldez, está convencida de que la Xunta “é consciente dos problemas que ten Meis dende hai tempo” y, de hecho, más de una vez le han reconocido que precisa de un nuevo ambulatorio. Sin embargo, pasan los años, y pasarán más, como teme la regidora, y en espera de esa obra la atención primaria se deteriora. “Din que non hai médicos para contratar e non só pasa aquí, pero o responsable é quen goberna, a Xunta”, añadió.

El consultorio de Paradela cerrado; el servicio de Pediatría derivado en Baltar, cuando pidieron que, por lo menos, se ubicase en Cambados, más cerca para los vecinos; la matrona consultando en Vilanova porque en el centro de salud no hay espacio, y las vacaciones y bajas laborales que no se cubren de manera estable, son sus principales problemas y por los que han hecho de todo.

El Concello ya va por la segunda recogida de firmas y tiene cientos, reunió a colectivos sociales que firmaron un manifiesto conjunto y ahora, “tras intentalo todo”, se embarcan en esta peregrinación “simbólica” para llamar la atención en este Ano Santo. La primera etapa se desarrolló ayer entre A Armenteira y Vilanova, hoy tomarán el barco a Cesures y mañana andarán hasta Santiago. Son jornadas diarias y la vuelta a casa se hace con coches particulares y alguna furgoneta municipal. Empezaron una veintena, pero el Ejecutivo prevé que la gente se vaya sumando cuando pueda, ganando asistencia en estos días libres de fin de semana y aunque llueva: “A causa ben merece unha molladura”.

Giráldez destacó que no se trata de una lucha política: “Queremos ser construtivos, e aínda que tamén críticos, isto non é un tema de cores políticas, é un tema de dignidade”. Sin embargo, el portavoz del PP y exalcalde, José Luis Pérez Estévez, reprocha a la socialista que “la salud es algo que nos afecta a todos y no debe utilizarse para hacer política”. Además considera una “contradicción” que pida la reapertura de Paradela mientras gestiona un nuevo centro de salud con la “intención de suprimirlo en un futuro”, pues concentraría los tres centros meisinos.



El Sergas promete un médico


Así lo manifestó tras una reunió mantenida con el gerente del área sanitaria, José Ramón Gómez, quien le trasladó la “inviabilidad” de reabrirlo por la pandemia y defendió que su médico atienda en A Rochela, ya que “la atención sanitaria estaría garantizada” en caso de faltar un facultativo porque quedaría otro médico, dos enfermas y hay una sala de aislamiento, aunque el Concello había propuesto realizar unas reformas para ser anti covid.

En cuanto a la falta de médicos, explicó que valoran la posibilidad de contratar uno fijo pero “puede demorarse un poco” por la pandemia y “la escasez de médicos de familia”. 

Meis “se encomienda” al Apóstol y reinicia la gestión de terreno para un centro de salud de 1.300 metros

Te puede interesar