Ravella reformula el entorno escolar de A Xunqueira y prima el acceso a pie y en bici

La edila de Urbanismo, Paola María, y el alcalde, Alberto Varela, anunciaron la ejecución de la primera fase | mónica ferreirós
|

Caminos seguros para ir al colegio, niños más autónomos y reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Estos son los tres pilares que motivan al Concello de Vilagarcía a ejecutar el proyecto “Camiños seguros” o, lo que es lo mismo, una serie de actuaciones en torno a los centros educativos de la guardería municipal, Vagalume, Arealonga y A Lomba que darán prioridad a los peatones y a los ciclistas frente a los vehículos de motor.

Gracias a la aprobación de la subvención autonómica del Plan Moves -un total de 300.000 euros- Ravella podrá ejecutar de un solo tirón la primera fase del proyecto, presupuestada en 700.000 euros. La edila de Urbanismo, Paola María, explicaba ayer con detalle en qué consistirán las obras. “No seu día fixemos un estudo a través dunha app para analizar cales eran os camiños máis habituais que seguían os vilagarciáns para ir á escola”, indicó. De ese estudio se desprendieron tres zonas: la de O Piñeiriño, la de A Xunqueira y la de Vista Alegre.

La actuación de “Camiños seguros” establecerá plataforma única en el vial que va justo por delante del Arealonga y A Lomba con una velocidad obligada de 10 a 20 kilómetros hora para los coches. En esa carretera se eliminarán los aparcamientos para ejecutar un carril bici que conectará más arriba -en la zona de la avenida de Cambados- con uno de los tramos de las ciclovías.

Estos cambios ayudarán a que, sobre todo en las horas puntas de entrada y salida, no se produzcan estacionamientos a doble fila en la zona. “Imos establecer o que chamaremos ´Bico e vai´, que é deixar o neno e seguir circulando, o que se facilita con esa limitación de velocidade a 10 kilómetros hora”, aclaró la concejala. En todo caso la idea es que padres y alumnos acudan andando o en bicicleta a las clases.

A mayores el proyecto contempla anchear las aceras, más carriles bici por la zona de A Xunqueira y mejora sustancial de la iluminación. “Buscamos crear espazos seguros. Tamén se colocarán aparcabicis para que os rapaces teñan donde deixalas se optan por este método de transporte”, manifestó Paola María.

La idea, según declaró el alcalde, Alberto Varela, es que una vez salga la obra a licitación los trabajos puedan iniciarse en el primer trimestre del próximo año sin que interrumpan, en ningún caso, la actividad lectiva.

Aunque de momento no hay fecha ni presupuesto para ello estos “Camiños Seguros” contarán con una segunda fase de concienciación o, en palabras de la concejala, de “traballo comunitario”. Ahí se implicará a Zona Aberta y a Ahituvi para realizar, entre otras cosas, puntos de quedada específicos para que los niños se junten para ir andando al cole en compañía de uno o dos voluntarios adultos. Los locales hosteleros y comerciales que colaboren tendrán pegatinas en sus escaparates para que los pequeños los identifiquen como lugares seguros en caso de que se sientan perdidos o necesiten ir al baño. “Buscamos xerar autonomía porque non é certo que as rúas sexan agora máis perigosas que cando nós iamos sós á escola”, aseguró Paola María.


“O que pide Europa”


Alberto Varela explicó que esta actuación evidencia “o noso modelo de cidade que é o que Europa está pedindo”. El alcalde reconoció que “xa no momento no que chegamos ao goberno sabiamos que o marxe de maniobra de investimento con fondos propios era moi baixo, daí que sempre apostaramos por recurrir ou ben a créditos ou a todas as liñas de subvención posibles para poder sacar proxectos adiante”. En este sentido recalcó que “é a nosa liña e nesa imos seguir traballando porque conseguimos acollernos a moitas axudas e subvencións doutras administracións -como agora o Plan Moves- para poder facer realidade os proxectos na cidade”. 

Ravella reformula el entorno escolar de A Xunqueira y prima el acceso a pie y en bici