Un informe de la Valedora detecta la falta de señales accesibles en la estación de autobuses

Interior de la estación de autobuses de Vilagarcía | mónica ferreirós
|

Un informe sobre accesibilidad hecho por la Valedora do Pobo advierte sobre los problemas, principalmente de señalización y comunicación, que presenta la estación de autobuses de Vilagarcía. Aunque el informe se da a conocer ahora, la evaluación se hizo en 2017, por lo que algunas de las cuestiones han sido corregidas.


Es el caso de la colocación de los carteles sobre horarios y destinos. “La información se ofrece en muchos formatos y de forma inadecuada, evidenciándose la falta de planificación y el abuso de la improvisación”.


Las obras realizadas en 2019, precisamente para corregir carencias de accesibilidad, incluyeron la colocación de una pantalla informativa. En cualquier caso, el informe hace referencia a los carteles colocados en la zona de espera interior.


Además, en esta misma área de descanso, el documento lamenta que los letreros no utilizan iconos, salvo en la puerta de los aseos. “La mayoría de la información que ofrecen es a través de palabras (cafetería, salida, entrada, información, facturación-consigna, horarios)”, señala el informe.


En cuanto al exterior, el informe recoge la anómala situación de que peatones y autobuses tengan que compartir la misma entrada al recinto si se hace desde la Praza da Estación. Es el acceso que tienen que coger todos aquellos que llegan en tren y quieren coger un bus. La entrada peatonal permanece cerrada. “Bastaría con quitar el candado”, apunta el documento, que también se queja de que en este acceso no hay ninguna señala que informe de que se trata de la terminal de autobuses.


Si lo hay en la entrada principal, la situada en López Ballesteros, pero el análisis coordinado desde la Valedoría do Pobo considera que dicho letrero no puede verse bien desde todos los ángulos y recomienda añadir otros en los laterales del edificio.


Terminal de ferrocarril

Mucho más positivo es el análisis que el documento hace sobre la accesibilidad física y visual en la estación de ferrocarril. Para empezar, señala que el nombre de la localidad en el letrero principal, del que destaca el tamaño, aparece acompañado de un icono en forma de tren y del logo de Adif. Además, indica que la zona de taxis que hay a la salida del edificio está bien comunicada y lamenta que no haya información sobre esta parada en la estación de autobuses.


El informe también valora que en el perímetro de la estación hay un aparcamiento amplio que incluye cinco plazas para personas con movilidad reducida y que también hay en el exterior una zona para bicicletas, correctamente señalizada. En cuanto al interior, destacan que los ascensores permiten acceder a todos los andenes y su botonera está en braile. Máquinas, atención al cliente y venta de billetes están bien señalizados. SIn embargo, lamentan que en las máquinas mçás grandes la información no está en “lectura fácil y resultan más completas de manejar”.

Un informe de la Valedora detecta la falta de señales accesibles en la estación de autobuses