El baile del domingo tiene fecha de regreso y con Peña como posible escenario

Imagen de archivo de una pareja durante un baile celebrado en la comarca de O Salnés | d.a.
|

Las asociaciones de Cambados con actividades de ocio y entretenimiento para los mayores han empezado a desperezarse tras un año y ocho meses paralizadas por la pandemia. Vuelve a haber cursos, regresarán las partidas de cartas, las zonas para la leer la prensa y los bailes. Puede que incluso en nuevos escenarios como el Salón de Peña. El concejal Tino Cordal ha solicitado permiso a Portos sin temor a posibles tasas. Entiende que no debería porque se trata de una actividad social sin ánimo de lucro, pero sobre todo le gusta la idea porque “é un espacio amplo, ventilado e axeitado para facer grandes bailes”; compatible con las recomendaciones sanitarias de esta pandemia aún vigente.



“Acaban acomodados en casa”


Todo ello con la vista puesta en noviembre, cuando espera que las medidas se relajen con el levantamiento del estado de emergencia sanitaria de la Xunta. El mismo horizonte persiguen en la asociación de jubilados y pensionistas de A Merced porque “a xente está desexando que volvan todas as actividades, estanme rompendo a cabeza todos os días”, cuenta divertido su presidente, Jose Rodiño. Los socios se van entreteniendo con paseos, ahora que aún acompaña el buen tiempo, pero también hay quien se está acomodando en casa. “Preguntan moito cando volvemos e sobre todo hai xente á que non lle gusta ir aos bares se non é coa familia e acaban acomodados na casa”, explica la nueva presidenta de la Casa do Mar, Moncha Buceta. Accedió a la presidencia justo un mes antes del confinamiento y empujada por el riesgo de que la sociedad desapareciera tras la salida de la anterior directiva sin relevo fijo. “Ía pechar e unha vez que algo pecha, logo é difícil recuperalo”. Tras el parón, ya trabajan para recuperar las partidas de cartas, que “a algúns gústanlle máis que o baile”, pero además lleva tiempo dándole vueltas a la realización de otro tipo de actividades para confraternizar porque “ninguén debería estar só, pero a xente maior ten outro ritmo diferente aos mozos e se leva peor”, comenta.

El ISM tiene previsto iniciar la reforma del edificio, y con ello su local, en dos meses, pero hasta entonces mantendrán su actividad. Eso sí, tras una buena limpieza y desinfección.

En la Sociedad Cultural de Cambados retomaron las clases de palillera, pilates, etc. En cuanto tuvieron oportunidad. Se puede ir a leer el periódico y su presidente, Luis Somoza, también está a la espera del nuevo protocolo por venir para sumar cuanto antes los bailes de los domingos para socios. La emblemática entidad es punto de reunión de muchos mayores de Cambados, pero también echa en falta la entrada de socios jóvenes que revitalicen y garanticen su futuro. 

El baile del domingo tiene fecha de regreso y con Peña como posible escenario