La Tarxeta Benvida ya ha ayudado a más de 70.000 gallegos a pagar los primeros gastos de sus bebés

Dos mujeres llevan un carrito con un bebé por una calle de A Coruña | javier alborés

Con el reto demográfico en la cabeza y la necesidad de fomentar la natalidad tras varias décadas con esta en declive, una de las principales misiones que se marcó en los últimos tiempos la Xunta es la de convertir Galicia en el lugar ideal para formar una familia, para crecer y también para hacerse mayores. Se trata de uno de los objetivos marcados en mayúsculas en el Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo, que dio incluso forma de ley al reto de la renovación de la población, a través de la Lei de Impulso Demográfico aprobada en 2021 –lo que la convirtió en la primera comunidad en desarrollar una legislación concreta al respecto–, en la que se recogen, entre otras cosas, la Tarxeta Benvida.


Esta iniciativa, ya puesta en marcha hace cinco años, antes de que la normativa de impulso demográfico se elevase a rango de ley, tiene un objeto básico: ayudar a madres y padres en los primeros meses de vida de sus bebés. Así, sufragando parte de los gastos que se producen en este tipo, la Consellería de Política Social también impulsa ese reto de convertir a la comunidad en el sitio perfecto para formar nuevas familias, fomentando, a la par, la natalidad.


Beneficiarios

Gracias a la puesta en marcha de la Tarxeta Benvida más de 70.000 gallegos han podido contar ya con la ayuda del Gobierno autonómico a la hora de sufragar los primeros gastos que se producen cuando nace un bebé.


La Tarxeta Benvida incluye, en primer lugar, una ayuda directa de 1.200 euros en el primer año de vida del pequeño, que se incrementa hasta 2.400 en caso de que se trate de una familia numerosa, y que se puede extender incluso hasta los tres y los cuatro años en caso de que el bebé nazca en hogares con pocos recursos económicos. Además, si el nacimiento se produce en el rural, la subvención autonómica puede alcanzar los 3.000 euros.


Este crédito lo pueden utilizar las madres y padres gallegos en la compra de alimentos infantiles, pañales, ropa, productos de higiene y fármacos para su bebé.


Además, la Tarxeta Benvida tiene la ventaja de que es compatible con otras ayudas como el Bono Concilia, la gratuidad de las escuelas infantiles para todos los niños de entre cero y tres años, las deducciones fiscales para la compra de vivienda y las casas niño, las pequeñas escuelas infantiles situadas en ayuntamientos del rural gallego.


Junto a ello, la subvención de la Tarxeta Benvida se complementa con descuentos adicionales en los establecimientos comerciales que se adhieran al programa de la Consellería de Política Social.


Según los datos autonómicos, desde que se creó hace cinco años esta ayuda a la natalidad, la Xunta ya lleva destinados 176 millones de euros a cargar las Tarxetas Benvida de las familias de la comunidad.


Por provincias

Si hablamos de cifras provinciales, en la de A Coruña la subvención ya ha beneficiado a las familias de un total de 28.130 niñas y niños, de los que 4.900 recibieron la dotación económica el año pasado. Mientras, en la provincia de Pontevedra fueron más de 25.500 las familias que recibieron desde 2016 la prestación autonómica, de las que 4.600 la obtuvieron durante el pasado 2020.


Junto a la Tarxeta Benvida y su ayuda directa al nacimiento de los pequeños gallegos, la Xunta también incluye otro regalo para el momento en el que las familias dan la bienvenida a sus bebés. Se trata de la llamada Cesta Benvida, una caja que se les entrega a madres y padres cuando están todavía en el hospital y en la que se pueden encontrar productos básicos para los primeros meses de vida de sus hijos. Así, la Xunta les entrega desde la propia cartilla sanitaria del niño, pañales y champú para recién nacido, hasta útiles como muselinas, bolsas de tela para las mudas, cuentos o un CD con nanas. 



Diana Villar, madre de mellizas 

“En nuestro caso, la Tarxeta Benvida supuso una liberación”


Diana Villar tiene dos mellizas nacidas en enero de este año, además de un niño de tres años dispuesto a colaborar en el cuidado de sus hermanas Lola y Carmen. Viven en Narón, en la comarca de Ferrolterra.


¿Qué supuso para ustedes poder disponer de la Tarxeta Benvida?

Una liberación tras la sorpresa inicial, cuando nos confirmaron que venían dos, y los gastos que implica la llegada de un bebé, en este caso por partida doble. Teniendo en cuenta que son mellizas y que, al tener otro niño de tres años, el nacimiento de Lola y Carmen nos convirtió en Familia Numerosa, nos correspondía el máximo y supuso un alivio importante para la economía de la casa.


¿En su caso, a qué tipo de productos destinaron la Tarxeta Benvida?

Nosotros compramos el carro porque el que teníamos no se adaptaba a nuestras necesidades, a vacunas y también a ropa y alimentación.


¿Considera acertadas este tipo de iniciativas para impulsar la natalidad en Galicia?

Acertadas y necesarias teniendo en cuenta la realidad de Galicia. En nuestro caso, las niñas van también a la escuela infantil y es un alivio saber que todas las ayudas, también la destinada a la escolarización de menores de tres años, son compatibles.


¿Les cambió la vida la llegada de Carmen y Lola?

Cuando nos enterábamos, su hermano tenía solo dos años y nos dio algo de vértigo pero es maravilloso y el niño está feliz, quiere colaborar en todo, cuidarlas... Ahora tienen nueve meses y cada día es una aventura con los tres.



Araceli Fernu00e1ndez

Araceli Fernández 

“Es una ayuda enorme, importantísima para cualquier familia”


Araceli Fernández dio a luz a sus mellizos –Izan y Dylan, sus primeros vástagos– en enero de este año, “en plena crisis sanitaria”, comenta esta vecina de Ribadumia, en la comarca do Salnés.


¿En su opinión, cuáles considera que son las principales ventajas de la Tarxeta Benvida?

Es una ayuda enorme, importantísima para cualquier familia, porque solo en vacunas, que son bastantes las que no entran en el calendario de la Seguridad Social, es un desembolso considerable que, en nuestro caso, asumimos con la Tarxeta Benvida. Con dos niños, el gasto en pañales, leche... Todo suma y toda ayuda supone un alivio. Además, en mi caso, que estuve embarazada en plena pandemia, con una gestación múltiple, considerada de alto riesgo, y estuve tiempo sin poder trabajar, esto ha sido fundamental para la economía de la casa.


En este momento la suelo utilizar para alimentación, ropa, toallitas, pañales... Todo productos muy básicos, de los que se gastan cantidades importantes a diario, y en nuestro caso, además por duplicado...


La iniciativa es compatible con otras ayudas como las destinadas a la escolarización, otra de las grandes apuestas de Galicia.

Sí, y también en este caso me beneficia porque he vuelto a trabajar y los niños van a la escuela infantil.


¿Cree que es una medida adecuada para promover la natalidad en Galicia?

Desde luego. Todo ayuda, y más en una situación complicada como la actual. Y en Galicia necesitamos más niños. 




Paula Rama 

“Nos sentimos respaldados por nuestra comunidad”


Las mellizas Lola y Lía son la segunda y la tercera hijas de Paula Rama. Cuando nacieron las pequeñas, hace cinco meses, su hermano mayor, el primer vástago de la familia, tenía dos años, con lo que eso significa en cuanto a gastos, a lo que se suman los malabares que a veces tienen que hacer para conciliar. Ahora, van los tres a la misma escuela infantil, en A Coruña.


¿Qué supone para una familia numerosa como la suya una iniciativa como la Tarxeta Benvida?

Lo que se suele decir es que toda ayuda es poca, pero es que es verdad. Lo cierto es que es un alivio enorme, que hace que nos sintamos respaldados por nuestra comunidad.


¿A qué suele destinarla?

A vacunas y farmacia, sobre todo, además de a productos de higiene diaria como toallitas o pañales que, con dos bebés, implica un desembolso importante. Con las niñas también lo he destinado a ropa porque, al contrario de lo que nos pasó con su hermano, para el que nos pasaron mucha, con las niñas no nos coincidió nadie cercano con ropa para dos...


¿También van a solicitar la ayuda para la escolarización de los niños?

Sí, también la hemos solicitado. Es una ayuda muy necesaria porque con tres niños de menos de tres años, los gastos en plazas de guardería son elevados... Casi que habría que hacer números y valorar si compensaba o tirar de abuelos, pero con estas ayudas a la escolarización es un alivio.

La Tarxeta Benvida ya ha ayudado a más de 70.000 gallegos a pagar los primeros gastos de sus bebés

Te puede interesar