Esperta Vilaxoán advierte que la obra de O Freixo se queda corta y pide una actuación integral

La reforma de la calle de O Freixo fue inaugurada hace menos de una semana | gonzalo salgado
|

Exagerada. Así definen los vecinos de la plataforma Esperta Vilaxoán la inauguración de la recientemente remodelada Rúa do Freixo, una de las apuestas más potentes del gobierno municipal en esta localidad. Para los vecinos la obra se queda corta, dado que entienden que la zona requiere de una actuación más integral que afectee a todo el vial y no solo a una parte. “Dende a zona renovada ata o inicio da rúa que conflúe coa avenida de Vilanova todo segue igual, tanto na seguridade viaria como na condución dos canos soterrados”, lamentan. Conocedores de la zona entienden que cuando el caudal del regato que procede de Castiñeira venga algo el problema “vai continuar”. De hecho indican que “sabemos que se está a avaliar a canalización do regato cara o mar, pero terán que esperar a outro orzamento”.


Lo cierto es que otra de las demandas para esta calle son las referentes al doble sentido de circulación. Las obras han ampliado el vial, pero solo para el sentido de entrada a Vilaxoán y para un doble carril-bici que se lleva el resto del espacio. “Coa reserva de dous sentidos para as bicicletas só no tramo afectado quedou inutilizada a posibilidade de entrada e saída de vehículos cara a rúa Vilanova”, lamentan. Indican que no están en contra de los proyectos para las bicis, pero que entienden que las acciones hay que llevarlas a cabo de forma integral y no “a cachos”.


Esperta Vilaxoán recuerda los problemas de saneamiento que vienen denunciando desde hace meses como son los que hay en la Rúa Miramar. “Cando hai riada saltan as tapas dos rexistros, rebenta o asfalto e anega os baixos das casas e o firme está deteriorado, afectando aos neumáticos dos vehículos”, indican. Suman al listado de peticiones problemas de accesibilidad y de tráfico y la todavía no terminada calle Vázquez Leis.

Esperta Vilaxoán advierte que la obra de O Freixo se queda corta y pide una actuación integral