sábado 26/9/20

Belgas que se hacen los suecos para eludir la prueba de Covid-19

La búsqueda de la pareja belga que no acudió a la cita para hacer la PCR en el Hospital do Barbanza, tras detectársele a ella en el PAC de Ribeira síntomas compatibles con el coronavirus, resulta infructuosa
El Hospital do Barbanza tiene un punto de control para realizar la PCR | Chechu Río
El Hospital do Barbanza tiene un punto de control para realizar la PCR | Chechu Río

Pusieron pies en polvorosa. Eso es lo que sospechan las fuerzas de seguridad de Ribeira y su entorno que hicieron los integrantes de una pareja belga que fue citada para hacerse una PCR en el Hospital do Barbanza a primera hora de la mañana del pasada sábado y que no se presentó a esa prueba. Teniendo en cuenta que fue a las cuatro y media de la tarde del viernes cuando acudieron al PAC de Santa Uxía debido a que ella se encontraba mal -el personal facultativo que la atendido entendió que su sintomatología era compatible con la Covid-19- y que no fue hasta la mañana siguiente en que no acudieron a la cita, informándose de ello a la Policía Nacional y al Servizo de Epidemioloxía, los cuerpos policiales señalan que en su acción la pareja les llevaba casi un día de ventaja, por lo que resulta muy complicado dar con su paradero, temiendo incluso que ya puedan estar de regreso en su país.

Nada más conocerse su fuga, se iniciaron operativos de búsqueda que, con la información que obraba en poder policial, como que llegaron procedentes de Portugal en una furgoneta hasta Ribeira para la práctica del surf, les llevó a realizar rastreos por la zona de la playa de O Vilar y el entorno de Corrubedo, así como otros lugares del municipio y el entorno, pero todos los intentos resultaron infructuosos. La principal hipótesis que barajan las policías de Ribeira sobre la reacción de esta pareja se centra en que ninguno de sus miembros estuviera dispuesto a guardar cuarentena o aislarse en la zona en caso de que el resultado de la PCR desvelase que alguno diera positivo en Covid-19, de ahí que  “se hicieron los suecos” sobre las indicaciones que les dieron en el centro de salud ribeirense y se escaparon sin someterse a la prueba en el punto de control establecido en el hospital comarcal para saber si están contagiados. Añadieron que la actitud de ambos supone una grave irresponsabilidad hacia la salud pública, ya que se siguen desplazando y contactando con otras personas a las que, en caso de que ser positivos de coronavirus, podrían contagiarlas. Ayer se seguía sin novedades sobre el paradero de esta pareja belga.

Comentarios