martes 23.07.2019

La Fiscalía solicita 6 años de cárcel para el mayor de “Los Dalton” por un delito continuado de robo con fuerza

El ribeirense Miguel Ángel Martínez Alonso, conocido como el hermano mayor de “Los Dalton” y de 40 años, se sentará el próximo miércoles en el banquillo de los acusado, en el juicio que se seguirá contra él en la sección compostelana de la Audiencia Provincial por un delito continuado de robo con fuerza en locales comerciales y hosteleros de A Pobra y Boiro, en el que concurre el agravante de reincidencia. La Fiscalía le pide por ello seis años de prisión y que indemnice en diversas cantidades a sus víctimas, además de las costas. Se trata de un viejo conocido de las fuerzas de seguridad y jueces, no en vano ya fue detenido y condenado varias veces por idéntico motivo. La misma sección de la Audiencia Provincial dictó una sentencia firme el 31 de marzo de 2014 por la que le impuso seis meses de cárcel, cuya ejecución se suspendió por dos años. A ello se suman dos sentencias de ese año del Juzgado de lo Penal Nº2 de Santiago que lo condenó en cada una a un año de prisión, y otra del Juzgado de lo Penal 1 santiagués en la que lo condenó a un año de cárcel y que se suspendió durante un par de años.

El Ministerio Público sostiene que el acusado, con ánimo de ilícito beneficio, cometió varios hechos delictivos en diferentes lugares y fechas. En concreto, señala que en la noche del 19 de mayo de 2015 rompió la puerta de un establecimiento de fontanería y calefacción de A Pobra, apoderándose de un reproductor de CDs y un MP3 con cascos. Los cascos fueron recuperados por su titular y el valor del resto de los objetos sustraídos asciende a 93 euros. Además, la Fiscalía señala que esa noche rompió el cristal de una ventana lateral del centro sociocomunitario de A Pobra do Caramiñal, sin que conste que se apoderara de efecto alguno, pero el valor de los desperfectos alcanzó los 510 euros. En esa misma fecha, la acusación pública sostiene que intentó quebrantar la puerta de un bar, abandonando su acción al percatarse de la presencia  policial.
 

La Fiscalía señala que a las cuatro de la madrugada del 30 de abril de 2015 rompió una ventana de una cervecería de Boiro, llevándose el dinero en efectivo existente en la caja registradora y tragaperras y 800 euros de un armario, y que cuatro noches después volvió a romper una ventana de ese local llevándose una caja fuerte  valorada en 340 euros que contenía 200 euros, así como 800 euros de la tragaperras. El propietario renunció a las acciones civiles dado que le indemnizó la compañía de seguros. Y completa la relación de robos con otro del 12 de junio de 2015, a las 4.25 horas,  tras saltar un muro de 3,5 metros de altura que rodea un negocio en Boiro, rompió una ventana y accedió al interior, sin que conste que se apoderó de efectos, y el dueño no acreditó la cuantía de los daños sufridos en la ventana, pese a reclamarlos. l

Comentarios