miércoles 20.11.2019

Hallada en Taragoña una excavadora que alguien se había llevado de Bealo

La noche de San Xoán registró actos vandálicos en Rianxo, como daños en el conjunto escultórico “A Santa Compaña”

El conjunto escultórico “A Santa Compaña” de Nuco Losada, en O Pazo, volvió a ser objeto de daños, esta vez en San Xoán | Chechu Río
El conjunto escultórico “A Santa Compaña” de Nuco Losada, en O Pazo, volvió a ser objeto de daños, esta vez en San Xoán | Chechu Río

La noche de San Xoán se está convirtiendo en los últimos años en una fecha muy prolífica en actos vandálicos, que superan con creces las habituales gamberradas de desplazar de su ubicación contenedores y señales móviles. En Rianxo saben bien de ello, no en vano es la localidad barbanzana en donde se registra un mayor número de estos incidentes. En el lugar de Campo Maneiro, en la parroquia de Taragoña, fue hallada una pala excavadora de una empresa con sede en Outes y que previamente había desaparecido en la zona de Ponte Beluso, en la parroquia boirense de Bealo. Fue en torno a las cuatro de la madrugada de ayer cuando un vecino de la aldea de Paradela se despertó sobresaltado al escuchar un fuerte ruido que le pareció un trueno, pero al levantarse a mirar lo que pudo ver fue la referida máquina circulando por una pista.


A ese particular le pareció tan raro que a esa hora pudiera circular una excavadora que decidió llamar a la Guardia Civil, en donde le dieron traslado de la incidencia a la Policía Local rianxeira. Mientras llegaban los efectivos policiales, al parecer, el referido residente de Paradela decidió seguirla con su coche. Cuando los agentes municipales llegaron al lugar de Campo Maneiro le dieron el alto e interceptaron a un Audi A3, en el que identificaron a dos hombres y dos mujeres, que rondaba la treintena, por su supuesta participación en el hurto de uso de esa máquina. Uno de los identificados pareció mostrarse más colaborador, mientras que el otro, que cuentan con antecedentes, le sugería al otro que no le dijera nada a la Policía Local, que elabora diligencias para remitir al juzgado. Un testigo dijo haber visto por la zona, además de al Audi A3, una Citroën Berlingo y otro vehículo sin identificar, pero por ahora no se supo nada más de ellos.


Además, durante esa misma madrugada, alguien arrancó y dejó tirada una de las figuras luminosas del conjunto escultórico en línea “A Santa Compaña” -el más largo de Galicia con 13,5 metros- elaborado por Nuco Losada y que se inauguró a mediados de agosto del año pasado en el paseo marítimo rianxeiro a la altura de A Carballeira, en O Pazo, y que recoge a figuras destacadas de las letras gallegas como Castelao, Rosalía de Castro, Eduardo Pondal, Rafael Dieste, Otero Pedrayo. Manuel Antonio, Valle-Inclán, Paio Gómez, Torrente Ballester, Francisco Añón, Manuel Murguía, Matapitos y Rañolas -personajes de obras de Dieste y Castelao, respectivamente-, además de Curros Enríquez. La figura de este último ya fue arrancada un mes después de que se empezase a exhibir al público el grupo escultórico, y fue depositada a unos metros de distancia, cuando también desapareció un trozo de la pieza Matapitos, y que aún no fueron repuestas.


Por otro lado, quedó para el recuerdo de la noche de San Xoán el comportamiento ejemplar de 200 jóvenes que se reunieron en el merendero de la playa de A Corna, en Palmeira, para pasar esa noche y que dejaron todo recogido, ganándose el reconocimiento de la gente. Además, los asistentes a la fiesta montada en el puerto palmeirense se acordarán de que el encendido se la hoguera de O Castelo, que compite con la de A Tixosa por ser la más grande, se demoró durante bastantes minutos al no prender la llama, que se apagaba, posiblemente debido a que llovió sobre los materiales apilados un día antes en una zona próxima al monumento al emigrante. Al final, se aumentó la carga de gasolina y se logró que ardiera y la llama fuera grande.

Comentarios