viernes 29.05.2020

La lonja ribeirense suprime las subastas al dar positivo un operario de una vendeduría

Desde el lunes solo habrá ventas directas y se restringirá el acceso de marineros y armadores al recinto
La lonja ribeirense dejará de celebrar subastas durante el periodo de alarma | Chechu Río
La lonja ribeirense dejará de celebrar subastas durante el periodo de alarma | Chechu Río

El comité de crisis de la lonja de Ribeira se reunió ayer para analizar la situación generada al confirmarse el positivo de coronavirus de un operario de una empresa autorizada, según indicó Fernando Carreira, gerente de la empresa que gestiona la rula de la capital barbanzana. Concretamente, se trata de un subastador de una vendeduría que desde el pasado lunes se encuentra aislado en su domicilio tras sentir un malestar general que llevó a que le hicieran el test del COVID-19. Aunque hasta la hecha ya se habían adoptado restrictivas medidas de seguridad en al rula, sus responsables han dado un paso más y han decidido suprimir la celebración de las subastas desde este lunes, día 30 de marzo, por lo que hasta nuevo aviso únicamente se realizarán ventas directas, siendo los vendedores de cada casa subastadora los que se encargarán de gestionar los productos de sus embarcaciones.

A mayores, se acordó restringir el acceso de los armadores y marineros al recinto de la rula de la capital barbanzana, que deberán depositar el producto, una vez que lo hayan escogido y esté listo para pesar, en las zonas habilitadas en las zonas de atraque y muelles de carga, para que luego pueda iniciarse la referida venta directa del pescado presencial, que se realizará mediante el acuerdo vía telefónica entre los vendedores y los compradores. Estos últimos podrán recoger luego en sala la mercancía adquirida.

Entre las medidas de seguridad que habían adoptado los responsables de la lonja figuraban que las subastas se desarrollasen de manera individual en diferentes salas, en las que se limitó el aforo a 50 personas, además de que los trabajadores debían llevar equipos de protección individual, y se llevó a cabo una completa desinfección, que ayer incluso se intensificó. Está previsto que el Ayuntamiento refuerce esas labores los sábados, aprovechando que la lonja no tiene actividad. l

Comentarios