lunes 25/1/21

A POBRA - Varios ediles recurren a la agresión verbal para defender sus posturas plenarias sobre violencia de género

Bochornoso. Así se podría calificar el espectáculo ofrecido por algunos concejales de la corporación municipal pobrense a la hora de defender sus posturas durante un debate duro y agrio de una moción presentada por la portavoz del PSOE, Teresa García, relacionada con la violencia de género.

Bochornoso. Así se podría calificar el espectáculo ofrecido por algunos concejales de la corporación municipal pobrense a la hora de defender sus posturas durante un debate duro y agrio de una moción presentada por la portavoz del PSOE, Teresa García, relacionada con la violencia de género. A tal extremo llegaron sus argumentos que superaron con creces la agresión verbal, cuando un asunto de esa delicadeza seguramente precisaría de una mayor templanza. De hecho, dio la sensación que lo que se pretendió trasladar al salón de plenos un debate que se generó en otros foros y en los que una de la ediles se sintió “algunhas intervencións que se fan poden rozar o límite do acoso piscolóxico machista”, buscando para ello una protección. De hecho, esas palabras se incluían en un tercer apartado de los acuerdos de la moción y que, a propuesta del líder del PP, Manuel Durán, acabaron por retirarse.
La moción del partido del puño y la rosa solicitaba que se dotase de una partida para la lucha contra el maltrato y que se habilite un piso o una casa para la acogida de mujeres maltratadas. En estos dos puntos parecía no haber discrepancias, pero si las hubo en el tercero, en el que se demandaba que desde la Administración local , princip0almente desde el equipo de gobierno y el partido que lo sustenta, se evitase la violencia verbal o acoso a las personas, sea a través de las redes sociales o cualquier medio de comunicación, y añadía el párrafo anteriormente citado que se eliminó. Además, se cambió la referencia concreta al equipo de gobierno y su partido por la de la corporación local. Los grupos aprobaron la moción con esas correcciones, excepto Nós Pobra, que votó en contra.
En el punto que debía ser el más importante de orden del día de este pleno, el presupuesto municipal, se consiguió que salieran adelante en la segunda vez que se presentaban, gracias al anunciado apoyo del BNG, mientras que PP y PSOE votaron en contra, al recriminarle los primeros la falta de ambición, que es un documento carente de realidad y que le falta capacidad de gestión con otras administraciones para lograr inversiones, a lo que el partido socialista añadió que no se recogen sus mociones. El importe final alcanzó los 7.070.000 euros al recibirse el miércoles por parte del Gobierno estatal de una transferencia de 140.000 euros correspondiente a la liquidación de impuestos del 2014. Ello permitió incrementar algunas partidas en pequeñas cantidades, como en festejos, turismo, cultura, mobiliario urbano, señalización vial, desarrollo empresarial, igualdad y centros educativos.
Entre las actuaciones concretas destacan los 14.000 euros para los módulos del archivo municipal -ya se iban a hacer mejoras en impermeabilización por ese mismo importe-, abastecimiento de agua en A Figueira, dotación de gradas al campo de fútbol de Cadreche (48.000 euros), accesibilidad, rehabilitación de centros sociales (20.000), red perimetral de la pista de A Angustia, arreglo de un camino en Roupión, la creación de un espacio de coworking (20.000), saneamiento en O Conchido para clausurar una fosa séptica (13.000) e instalación de alcantarillado en Rúa San Roque (39.000).
El alcalde, Xosé Lois Piñeiro, manifestó que el voto favorable del BNG al presupuesto para el presente año marca un camino a seguir, pese a que es consciente de las diferencias que pueda haber entre su formación política y la de los frentistas. El primer edil pobrense añadió que de mantenerse esta línea puede estar garantizada cierta estabilidad en el gobierno local, y subrayó que aunque ya llevan gobernando desde hace un año, lo cierto es que este es su primer presupuesto, pues el anterior fuera elaborado por el PP y que lo tienen prorrogado hasta que se apruebe de forma definitiva el de 2016.

APERTURA DEL CENTRO DE DÍA EN SEPTIEMBRE
El pleno aprobó la firma del convenio para la puesta en funcionamiento del centro de día, que se pretende que pueda empezar a funcionar el 1 de septiembre con 20 plazas, quedando el precio que el Concello tiene que pagar por cada vecino que la ocupe 2.500 euros al año, frente a los 3.650 inicialmente previstos. El pleno también aprobó sendas mociones de PSOE y BNG para solicitar que se sustituya al pediatra en los periodos de vacaciones o ausencias del titular de la plaza en el centro de salud pobrense, así como que se cree una segunda plaza de dicha especialidad. También se dio luz verde a la dinamización y ampliación del horario de la biblioteca municipal y a la instalación de paneles informativos en el medio rural y en el Teatro Elma que fueron solicitadas por el BNG, así como la limpieza de fuentes y lavaderos que demandó el PP. Lo que no salió adelante fue la aprobación inicial del inventario de caminos municipales, pues los nacionalistas se abstuvieron al no haber tenido acceso a las alegaciones ni sus respuestas, mientras que los populares no comprendían como se le podía dar la razón a dos personas que defendían posturas diferentes en relación a un mismo camino, además de que consideraba que una vez concluido el proceso de sugerencias se debió convocarles para ver el documento resultante.

Comentarios