viernes 21.02.2020

Tres niños alertan de que un encapuchado trató de introducirlos en una furgoneta en Aguiño

La desangelada tarde que vivieron los vecinos de la parroquia riveirense de Aguiño, con una lluvia casi incesante, estuvo a punto de vivir un suceso de graves consecuencias .

La desangelada tarde que vivieron los vecinos de la parroquia riveirense de Aguiño, con una lluvia casi incesante, estuvo a punto de vivir un suceso de graves consecuencias y que ha desatado la alarma en la zona. Eran las seis y cuarto de la tarde cuando tres niños, dos gemelas de unos 9 años, y un chiquillo de unos 7 años, entraron asustados y temblando en el céntrico bar Cruce, del que no querían salir solos. El motivo no fue otro, tal y como relató el dueño del establecimiento, que le pedían su ayuda ya que cuando iban andando por la acera se detuvo a su altura una furgoneta de color blanco en la que iba un hombre encapuchado que quería cogerlos para meterlos en el vehículo, supuestamente para secuestrarlos, pero no lo logró y los pequeños consiguieron escaparse, aunque con un enorme susto en el cuerpo.
Al conseguir huir, fue cuando se dirigieron rápidamente al citado bar, en donde tras varios minutos lograron que los niños se tranquilizasen y los convencieron para llevarlos a sus casas. Parece ser que, la intención de los chiquillos era contarles a sus padres lo que les había pasado para que denunciaran lo sucedido en la comisaría de la Policía Nacional en Riveira, aunque al cierre de esta edición se desconocía si realizaron ese trámite.

Comentarios