Domingo 26.05.2019

Cómo evitar problemas con las tuberías, malos olores y demás contratiempos

lavabo
lavabo

Con el paso del tiempo y su gran uso, las tuberías del hogar se vuelven más propensas a sufrir malos olores y atascos. Pues, estas reciben cada día todo tipo de desechos y suciedades que se van acumulando hasta obstruir parcial o completamente los conductos.

En consecuencia, el agua residual ya no logra fluir correctamente, estancandose hasta formar malos olores e incluso inundaciones. Esto obedece a diversos factores, muchos de ellos vinculados a los hábitos y costumbres de los habitantes de la casa.

Sin embargo, no hay mejor manera de ahorrarse esfuerzo propio de los desatascos, que previniendo la obstrucción de las tuberías. Siendo así, la mejor forma de corregir este tipo de situaciones, es modificar los patrones de conducta de la familia y mantener un cierto cuidado y mantenimiento de la tuberías del hogar.

Con esto se consigue mantener en buen estado la red sanitaria, previniendo complicaciones, gastos imprevistos y situaciones desagradables. Para ello basta con seguir algunos simples consejos que ayudarán a mantener las tuberías libres de olores desagradables y posibles atascos.

Mantenimiento periódico de las tuberías

Existen innumerables consejos sobre cómo evitar que se obstruyan las tuberías de la casa. No obstante, pocos ofrecen resultados tan contundentes, perdurables y definitivos como el adecuado mantenimiento preventivo.

 

De acuerdo con esto, se debe planificar este tipo de intervenciones cuando menos una o dos veces al año. Para lo cual es aconsejable contactar con un experto en el área. Pues, estos profesionales cuentan con la experiencia necesaria para identificar correctamente los problemas que puedan suscitarse. Así como sus respectivas soluciones.

En este sentido, lo primero a realizar dentro de la sesión de mantenimiento es una revisión de la instalación sanitaria. Esto puede ayudar a detectar a tiempo problemas de ventilación, así como los primeros signos de obstrucción. Con ello se previene problemas que puedan requerir de futuros desatascos sp o incluso medidas más drásticas y costosas.

Evita arrojar restos físicos o de comida a través de las tuberías

Esta es indiscutiblemente una de las principales causas de malos olores y atascos en las tuberías del hogar. Pues, no son pocas las personas que ocasionalmente van dejando caer residuos de comida y otros restos las tuberías al lavar los platos. Así, toda la suciedad, grasa y comida se va adhiriendo a las paredes de las tuberías hasta transformarse en un verdadero dolor de cabeza.

Por esta razón, conviene retirar todo rastro de comida antes de lavar los platos. Pues, aunque, siempre es posible llamar a un servicio de desatascos 24h, resulta más conveniente eludir las obstrucciones y otros problemas.

De igual forma, es preciso abstenerse de arrojar grasas y aceites. Pues esto también contribuye a la formación de sedimentos que poco a poco tapan las cañerías. Esto además, es un hábito con consecuencias muy negativas para el medio ambiente.

Fuera pelos de la ducha

Hay que evitar a toda costa esos cabellos que tapan las cañerías, aunque es una situación muy frecuente frecuente. Para evitar esto, se debe limpiar y examinar tanto el piso del baño como el desagüe.

De lo contrario, el cabello que se cae habitualmente durante la ducha, terminará por acumularse y tapar las tuberías. Se debe tener en cuenta la fina constitución de los cabellos, y limpiar incluso debajo de las rejillas y protectores.

Utiliza productos antical

Debido a la elevada dureza del agua en algunas zonas del país, es posible que pese a los esfuerzos en mantener la mejor higiene, las tuberías terminen por taponarse. Esto puede deberse a las grandes cantidades de cal presentes en el agua.

Por esta razón, se aconseja el uso de productos antical, con la finalidad de eliminar los rastros de este mineral. Este tipo de productos son de gran ayuda en el mantenimiento de las tuberías. Además, se encuentran fácilmente en el mercado y a un precio muy accesible.

Remedios contra los malos olores

Los problemas relacionados con las tuberías, tales como los malos olores, son difíciles de evitar. Incluso si se sigue cada uno de estos consejos, este tipo de circunstancias puede presentarse. En este sentido, es posible hacer uso de aromatizantes y productos químicos para el problema.

No obstante, los primeros son insuficientes, por lo que no resuelven el problema. Mientras,  los segundos resultan muy fuertes, pudiendo ocasionar otros inconvenientes aún peores. Por ello, cada vez más personas optan por emplear productos naturales como el vinagre y el bicarbonato para solventar este tipo de situaciones.

Acude a los profesionales

Si pese a poner todos los consejos anteriormente señalados, las tuberías terminan obstruidas. Entonces, lo mejor es llamar a fontaneros profesionales. Ellos pueden solventar fácilmente tu problema. Desde tuberías obstruidas hasta limpiar fosas, y llevar a cabo planes de mantenimiento.

Este tipo de profesionales permiten mantener una red sanitaria en óptimas condiciones. Además, suelen ofrecer servicios las 24 horas y son fácilmente localizables a través de amigos, la web y otros medios.

Cómo evitar problemas con las tuberías, malos olores y demás contratiempos
Comentarios