lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Agresión de un delegado a un jugador en un partido de juveniles

El campo de Baltar de Arriba fue el escenario el sábado de un lamentable episodio en un partido de juveniles | m. f.

El partido de juveniles de la Liga Gallega que enfrentó el sábado en Baltar de Arriba a Portonovo y Ribadumia vivió un lamentable episodio en los últimos minutos, cuando el delegado visitante entró en el campo y propinó una patada a a la altura del tobillo a un judador local en medio de una pequeña trifulca. El árbitro del partido, Crespo Gámez, expulsó al delegado del Ribadumia con roja directa tras lo sucedido.

Algunos padres del Portonovo se han puesto en contacto con la Real Federación Gallega de Fútbol para denunciar lo ocurrido, mostrando preocupación e indignación.


El partido, en el que ganaron los locales 2-0, estaba discurriendo dentro de los cauces de la deportividad habitual. Una expulsión de un jugador visitante por protestar un gol fantasma que el árbitro no concedió caldeó los ánimos. Acto seguido hubo una falta de un jugador visitante que desencadenó en el episodio de la agresión del delegado. “Saltou ao campo e pegoulle unha patada a un xogador do Portonovo”, explica uno de los padres de los jugadores locales que presenció todo lo ocurrido. Otro de los presentes en el partido asegura que la cosa pudo ir a peor, ya que en la instalación no se encontraba el padre del agredido, por lo que no saben cómo hubiera reaccionado. La Federación Gallega está al corriente del caso y será que el Comité de Competición el que dicte la sanción.


Al final del partido el delegado visitante estaba muy arrepentido, ya que se trata de un padre de un jugador que perdió los nervios cuando vio que su hijo, futbolista del Ribadumia, era uno de los jugadores que estaba en medio de la trifulca. Desde el club ribadumiense condenan todo acto de violencia como es habitual y aseguran que el delegado es una persona muy tranquila que nunca se vio envuelto en nada similar.


Este episodio se une al del domingo en el Lalín vs Cidade de Ribeira de 1ª Autonómica, que acabó con un aficionado visitante denunciado por golpear a un guardia civil. Hechos que preocupan en la Federación ante un posible repunte de la violencia en el fútbol.

Agresión de un delegado a un jugador en un partido de juveniles

Te puede interesar