jueves 19.09.2019

Los precios de los carburantes dan un leve respiro durante el puente

Llenar un depósito de gasolina de 55 litros cuesta esta semana 72,6 euros, y hacerlo con gasóleo, 66,4 euros

Los precios de los carburantes dan un leve respiro durante el puente

Los precios de los carburantes han dado un leve respiro en el inicio del puente del 15 de agosto y en plena operación salida, hasta alcanzar una media de 1,321 euros el litro de gasolina y de 1,208 euros en el caso del gasóleo.


El precio medio del litro de gasolina registró un descenso del 0,75% respecto a la semana pasada, mientras que el de gasóleo cae un 0,66%, según los datos del Boletín Petrolero de la UE.


Llenar un depósito de gasolina de 55 litros a estos precios cuesta esta semana 72,6 euros, y hacerlo con gasóleo, 66,4 euros.


Ambos carburantes se han encarecido desde comienzos de año, un 12,04% la gasolina y un 6,90% el gasóleo, mientras que en comparación con la misma semana de 2018 ambos son más baratos: la gasolina un 0,45% y el gasóleo un 1,55%.

En el último mes, el precio de la gasolina ha subido un 0,69%, y el del gasóleo, un 0,25%.


Los precios de la gasolina y del gasóleo se mantienen por debajo de los valores máximos que alcanzaron estos carburantes, un 13,21% en el caso de la gasolina y un 16,40% en el del gasóleo. Ambos marcaron su récord la semana del 3 de septiembre de 2012, cuando se situaron en 1,522 y 1,445 euros, respectivamente.
La gasolina y el gasóleo marcaron un máximo anual en mayo de este año con un precio de 1,437 y 1,258 euros, respectivamente.


La gasolina sin plomo de 95 octanos se vende a una media de 1,418 euros y el gasóleo de 1,310 euros por litro en la UE-28, mientras que en la zona del euro el precio medio de la gasolina se sitúa en 1,465 euros y el del gasóleo de automoción en 1,311.

IPC
Precisamente, el encarecimiento de los carburantes fue una de las causas del repunte de la tasa interanual del IPC de julio, además de la evolución de los precios de las frutas, que bajaron menos de lo que lo hicieron en julio de 2018.
La tasa interanual del IPC se aceleró una décima en julio hasta el 0,5%, un nivel bajo que permite ganancias de poder adquisitivo a salarios y pensiones, pero que apunta a un menor dinamismo económico.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de julio es la segunda más baja en lo que va de año –tras el 0,4% de junio– y mantiene la evolución de los precios en mínimos de hace tres años. El INE detalló que en el dato de julio tiraron al alza los alimentos, con una subida del 0,9%, cuatro décimas más que el mes anterior, por los precios de las frutas.


También influyó el transporte, que aumenta su tasa anual cinco décimas, por aumentos en carburantes y lubricantes frente al descenso del año pasado. Del lado contrario, estuvo el grupo de vivienda, con un descenso del 1,7%, con los precios del gas estables frente a la subida de hace un año, y el menor incremento en los servicios de alojamientos.


Frente al mes de junio, los precios de consumo cayeron un 0,6%, por la evolución de vestido y calzado, con un descenso del 12,6% propio de la época de rebajas, algunos alimentos y menaje.


Frente a esto, subieron los precios de paquetes turísticos, electricidad, alojamientos o carburantes.

Comentarios