jueves 09.04.2020

Casado considera a la coalición entre el PP y Cs como la única alternativa a un PNV “supremacista”

El líder popular arropó a Iturgaiz, candidato de la formación a las elecciones, durante un acto en Ermua
El candidato del PP vasco, Carlos Iturgaiz, y el presidente de la formación Pablo Casado arrancaron la precampaña | tejido (efE)
El candidato del PP vasco, Carlos Iturgaiz, y el presidente de la formación Pablo Casado arrancaron la precampaña | tejido (efE)

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, defendió la coalición PP+Cs, “un frente común” del constitucionalismo “en positivo”, como “la única alternativa” a un PNV “supremacista”, que “no es honrado” porque tiene a sus espaldas “varios casos de corrupción”, y que ha gestionado “mal” el ya “vertedero mortal” de la localidad vizcaína de Zaldibar.

 “La única alternativa al nacionalismo sectario es la coalición del PP+Cs, a la mala gestión y al supremacismo en la gestión, en lo político, y me atrevería a decir, incluso, en la ética de reivindicar la historia tan dura en el País Vasco”, subrayó.

El líder popular Casado visitó ayer la localidad vizcaína de Ermua, acompañado del candidato a lehendakari de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, y la presidenta interina de los populares vascos, Amaya Fernández, para mantener un encuentro con afiliados.

Con este acto, el líder del PP e Iturgaiz arrancó la precampaña a las elecciones al Parlamento Vasco del próximo 5 de abril en un municipio especialmente simbólico para los populares, después de que el 10 de julio de 1997, ETA secuestrara al concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, al que asesinó tres días más tarde, tras concluir el plazo que dio al Gobierno de José María Aznar para trasladar a los presos de la banda a Euskadi.

En la sede del PP en el municipio, con una foto de grandes dimensiones de Blanco detrás, el aspirante a Lehendakari recordó que el partido se ha hecho a base “de sangre, sudor y lágrimas”, y apuntó que hoy todo el PP vasco está “unido” en defensa de “la unidad de España, la Constitución y las libertades”.

Casado cargó contra la transferencia de la administración penitenciaria por “una cuestión de memoria a las víctimas del terrorismo”. Según, señaló la petición de esta competencia “oculta un intento de que haya un régimen penitenciario discrecional y arbitrario por parte del Gobierno vasco, a favor de los 300 presos de la banda terrorista ETA que aún no se han arrepentido de sus crímenes y, en concreto, de los 200 que ya el Gobierno Vasco y el Sánchez, han dicho que son susceptibles de ser trasladados a las cárceles del País Vasco”.

El dirigente popular vinculó la concesión de beneficios penitenciarios con el “rechazo expreso a la violencia” y la “colaboración efectiva” para resolver los 300 crímenes “que quedan impunes”. “Estamos en contra del traspaso de Prisiones”, sentenció.

Comentarios