sábado 11.07.2020

El Gobierno levantará la cuarentena para turistas extranjeros el 1 de julio

González Laya niega presiones y vincula el fin de la medida al momento en que los españoles puedan moverse libremente
Gónzalez Laya participó ayer en la reunión interministerial para activar el sector turístico | aec
Gónzalez Laya participó ayer en la reunión interministerial para activar el sector turístico | aec

El Gobierno levantará la cuarentena para turistas extranjeros el 1 de julio, anunció ayer el palacio de la Moncloa tras una reunión de una comisión interministerial para reactivar el sector turístico con motivo de la pandemia de Covid-19.

En esa reunión, celebrada por videoconferencia, participaron las vicepresidentas Teresa Ribera y Nadia Calviño, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el ministro de Transportes, José Luis Ábalos; el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

González Laya aseguró en declaraciones a La Sexta, que la decisión de poner fecha final a la cuarentena “no es el resultado de presiones de nadie” –ni del sector turístico ni de malestar de otros países–, sino “del esfuerzo de todos”. “A medida que vamos ganando espacios de libertad estas medidas en la frontera pueden cambiar y es lo que va a cambiar”, dijo.

“Sustituimos la cuarentena por otras medidas en frontera, pero no lo hemos hecho antes de saber cuándo van a poder moverse libremente los ciudadanos españoles dentro de nuestro territorio”, precisó.

El Gobierno decidió imponer esta cuarentena a partir del 15 de mayo y “durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas”, sin ponerle una fecha fija de finalización. También hasta que acabe el estado de alarma están cerradas las fronteras, también entre países Schengen, –según la prórroga publicada este fin de semana–, salvo para españoles, residentes y trabajadores transfronterizos, de manera que no hay turismo.

El Ejecutivo justificó ambas medidas precisamente en la desescalada gradual iniciada por España. Hasta ahora, cualquiera que llegaba a España tenía que confinarse en un domicilio, pero ahora que comenzó la movilidad intraprovincial se hace necesario frenar la importación de casos, argumentaba el Gobierno.

Sin embargo, esa cuarentena generó malestar en el sector turístico y en otros Gobiernos, Francia, que no impone cuarentenas a los nacionales de la zona Schengen, sí la impuso a los españoles como medida de reciprocidad. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció que había “intercambiado mensajes” con el francés Emmanuel Macron.

La ministra de Transición Ecológica e Inclusión del Gobierno francés, Élisabeth Borne, dijo este domingo que no invitaba a los franceses a viajar a España por sus “medidas contradictorias”.

González Laya aseguróque la posición de Francia no ha influido en la decisión, y destacó que el ministro de Turismo francés “ha explicó que se trató de una pequeña confusión”.

La ministra ya había avanzado en entrevistas en medios extranjeros que la cuarentena se sustituiría por otras medidas como controles sanitarios, o controles aleatorios, cuando la evolución de la epidemia lo permitiese.

Comentarios