lunes 21/9/20

El Gobierno autoriza a Galicia a invertir el superávit de 2018 en sanidad y educación

Hacienda mantendrá contactos con la Xunta para comprobar que se cumplen las reglas fiscales 

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, durante un pleno del Parlamento gallego | archivo ec
El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, durante un pleno del Parlamento gallego | archivo ec

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto ley que permite a Galicia –al igual que a otras comunidades y municipios– a destinar su superávit a inversiones sociales y sanidad.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que el “saneamiento” de las cuentas públicas gallegas permitirá a la Xunta invertir el superávit de 2018, aunque deberá comprobarse que “cumple todas las reglas fiscales” y determinar la cantidad y el destino en una negociación bilateral. Preguntada al respecto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero explicó que son “cuestiones bilaterales” que resolverá con la Xunta. 

El Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo había pedido al Gobierno central que le permitiese invertir 125 millones de superávit que obtuvo el año pasado en “mejorar servicios públicos sanitarios, educativos y sociales”.

La ministra destacó que “si se cumplen todas las reglas fiscales”, se le permitirá a Galicia la “inyección del superávit” en lo que se denominan inversiones financieramente sostenibles. Montero subrayó en cualquier caso que tendrán que ser inversiones, es decir, que si se trata de políticas sociales ese dinero se dedique a construir por ejemplo equipamientos.

Según Montero, se trata de una medida necesaria por la falta de Presupuestos, y va en la línea de lo que hizo el Ejecutivo anterior antes de que se aprobasen los Presupuestos.

El déficit de las administraciones públicas cerró 2018 en el 2,63% del PIB, por debajo del umbral del 3% que permite abandonar el procedimiento de déficit excesivo asociado al control estricto de Bruselas. Mientras, el déficit de las comunidades se redujo hasta los 2.810 millones de euros, un 33,6% menos que en 2017, al tiempo que en términos de PIB se situó en el 0,23%, un 0,13% inferior a la del ejercicio anterior. 

Montero destacó el esfuerzo de todas las comunidades, y resaltó que 15 autonomías cumplen el objetivo y cinco de ellas con superávit presupuestario: Canarias (+2,05% del PIB), País Vasco (+0,68%), Navarra (+0,55%), Galicia (+0,17%) y Asturias (+0,05%). Extremadura registró estabilidad presupuestaria.

Asimismo, la ministra de Hacienda indicó que sigue trabajando con la Abogacía del Estado para poder “romper” el sistema de financiación autonómica y poder adelantar a las comunidades un importe superior de las entregas a cuenta de dicho modelo, a pesar de la falta de Presupuestos este año, si bien admitió que la Abogacía estima que no es posible. “Pero continúo trabajando para que estas aportaciones se hagan lo antes posible”, afirmó.

Comentarios