• Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Villares considera que Quinteiro cometió “un abuso de poder” que “pone en cuestión” la “oferta” de En Marea

El líder de la formación avisa de que ellos llegaron a la política “para renunciar a los privilegios”

 

Villares considera que Quinteiro cometió “un abuso de poder” que “pone en cuestión” la “oferta” de En Marea

El portavoz de En Marea, Luís Villares, cree que Paula Quinteiro cometió “un abuso de poder” cuando esgrimió su condición de diputada frente a los agentes que realizaban un control nocturno por vandalismo. Así, se reafirma en que la parlamentaria debe presentar su renuncia porque esos hechos “ponen en cuestión” la “confianza” depositada por los votantes y su “oferta política”.
“Vinimos a la política a renunciar a los privilegios, a cualquier consideración de abuso de nuestra condición como representantes de los demás”, declaró Luís Villares (Lugo, 1978) en una entrevista concedida a Europa Press, en la que remarcó que Quinteiro empleó el “privilegio” de ser representante público en una situación “particular”, lo que “vulnera” los principios que predica En Marea.
La dimisión de Juan Merlo como diputado y secretario de Organización de Podemos tras conocerse, como publicó “ABC”, que mintió en su currículum y el anuncio de Xoán Hermida de renunciar al acta que le correspondería como número seis de En Marea por Pontevedra luego de que saliese a luz un altercado con unos agentes de la policía, constituyen para Villares “gestos” que los “honran políticamente” por ir en la línea del “alto compromiso ético” que pone sobre la mesa la izquierda rupturista. 
“Cualquier proyecto para ser viable tiene que ser creíble y serio. Eso significa tener coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos”, remarcó. Según Villares, En Marea decepcionaría si el “resultado final” del caso no fuese acorde a los “principios” que defienden como proyecto. “Será clave cómo lo cerremos”, apostilló.
Cuestionado sobre la afirmación de Quinteiro de que Villares fue una de las primeras personas en ser informado de los hechos, el magistrado asegura que desconoce si fue “de los primeros o de los últimos”: “Solo sé que a mí me llama después de que a ella la llame el presidente del Parlamento”,.
Sobre la consulta para dirimir el futuro de Quinteiro, Villares remarca que el “veredicto” de las personas inscritas de En Marea sería “inapelable” porque son las bases quienes tienen la “legitimidad” para resolver la existencia de una “discrepancia” entre los órganos representativos y directivos del partido instrumental.
Villares cree que existen sectores dentro del partido instrumental que pretenden “presentar interesadamente” que existe “un enfrentamiento” entre el grupo parlamentario y la dirección del partido instrumental. El magistrado niega que el caso de Quinteiro exhiba la división interna que existe en el fuero interno de En Marea desde hace más de un año y asegura que no puede leerse este asunto en términos de confrontación. “Son excusas de mal pagador”, afirmó, para luego reiterar que cree que se trata de “una forma de evadir responsabilidades” que, a su juicio, recaen únicamente en la diputada. 
En cuanto a la actitud de la secretaria xeral de Podemos Galicia, Carmen Santos, que criticó abiertamente la gestión de Villares e, incluso, dio por fracasado el modelo de En Marea, Villares lamenta que se haya instalado en el seno rupturista “un discurso de nosotros y vosotros”. “Yo desde luego respaldo plenamente a los alcaldes”, dice el magistrado a la pregunta de si se siente apoyado por los regidores “del cambio” –los de A Coruña, Santiago y Ferrol–. Así, dice no tener “ningún tipo de fisura a nivel político o institucional” .