lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Solicitan 11 años de cárcel para un joven por acoso y abusos sexuales a una menor en Boiro

El juicio se celebrará a puerta cerrada en la sede de Santiago de la Audiencia Provincial

Un barbanzano se sentará el miércoles y jueves de la próxima semana en el banquillo de acusados de la sección compostelana de la Audiencia Provincial para responder, en un juicio a puerta cerrada, de los delitos de acoso y abuso sexual a una menor de edad, por los que la Fiscalía le pide 2 y 9 años de cárcel, respectivamente, así como libertad vigilada durante 6 años y que indemnice a los representantes legales de la víctima con 10.000 euros por daños morales. Los hechos se produjeron entre verano de 2017, cuando ella tenía 12 años y él 18, hasta finales de 2019, comportándose este último “de forma obsesiva”, llamándola al móvil a diario unas 15 veces y enviándole constantes mensajes de WhatsApp en los que le decía que la quería y que deseaba tener una relación de pareja con ella”, apunta la Fiscalía.


El Ministerio Público indica que el acusado llegó a verse de vez en cuando con ella en la playa y lugares de ocio, aprovechando la circunstancia de que un amigo de él salía con una amiga de la niña y así verla cada vez con más frecuencia y ganarse su confianza, apareciendo en los entrenamientos y partidos deportivos de la menor, a la que esperaba a la salida del centro educativo y en el portal de su casa en Boiro. En ese contexto, desde octubre de 2019, el acusado empezó a tener un contacto más cercano, aunque la joven le manifestó que no quería una relación sentimental con él ya que era muy joven. El procesado le dijo que lo comprendía, pero le reprochó que salía a la calle y no lo hacía con él.


Tras insistirle mucho, ella aceptó ir con él en coche y la llevó al cementerio de Vista Alegre. La Fiscalía sostiene que aunque ella le dijo que no quería mantener relaciones sexuales porque era muy joven para ello, y él dice lo acepta y comprende, empezó a besarla y tocarla y que ella fue incapaz de impedirle que consumase el acto sexual usando preservativo, “al sentirse impresionada por estar con un hombre mayor que ella y en un lugar lejano a su casa y de noche. Cuando todo acabó, ella le pidió que no se lo contará a nadie por lo avergonzada que se sentía”.


La Fiscalía señala que a partir de ese momento el acusado empezó a subir a Instagram fotos que ella le había mandado en el pasado y a pesar de que ella le pidió que no las subiera continuó haciéndolo, contando además en el foro que la quería. Ella lo bloqueó en el móvil, pero él continuó con su actitud como si fueran novios, la perseguía e iba a verla a entrenamientos y partidos y “ella se sentía más incómoda e intranquila hasta el punto de no poder dormir y sentir ansiedad”. Le pidió que la dejara en paz y le respondió “tú no querrás estar a malas conmigo, no te lo recomiendo”, al tiempo que le dijo que estaba jugando con él y le reprochó que saliera con otros chicos de su edad y que no tuviera tiempo para él. La fiscal señala que en noviembre de 2019 la siguió a su casa y al entrenamiento, pero ella iba acompañada de amigos, pues no quería ir sola por miedo, y que la persiguió con el coche -con acelerones y derrapes-, del que se apeó bruscamente y se dirigió a ella, sufriendo un crisis de ansiedad, y se interpuso un amigo.

Solicitan 11 años de cárcel para un joven por acoso y abusos sexuales a una menor en Boiro

Te puede interesar