lunes 18/1/21

El descenso de población complica el mantenimiento de los ingresos estatales

La población de A Illa de Arousa ha vuelto a descender por segundo año consecutivo. El Instituto Galego de Estatística (IGE) acaba de publicar los datos actualizados a 1 de enero de 2016

La Corporación pasará de trece a once ediles si el padrón sigue así en el próximo año electoral                g. salgado
La Corporación pasará de trece a once ediles si el padrón sigue así en el próximo año electoral g. salgado

La población de A Illa de Arousa ha vuelto a descender por segundo año consecutivo. El Instituto Galego de Estatística (IGE) acaba de publicar los datos actualizados a 1 de enero de 2016 y el número de vecinos de la localidad se queda casi un centenar por debajo de la frontera de los 5.000. El nuevo dato es de 4.909 censados, menos aún que los 4.956 contados a 1 de enero de 2015.
A Illa no había estado por debajo de los cinco millares de vecinos desde 2012 y eso supuso un cambio de categoría que trajo más ediles para la Corporación (trece concejales en lugar de once) y más ingresos del Estado, entonces unos 100.000 euros extras. Pero al menos esto último peligra ahora en los próximos meses.
El alcalde, Carlos Iglesias, explicaba ayer que los presupuestos municipales para 2017 que se aprobarán esta semana no sufrirán la penalización. Pero la liquidación de las cuentas en 2018 sí podría obligar a devolver la cantidad de tributos extras si entonces se confirma un nuevo dato del padrón por debajo de los 5.000 habitantes y resulta negativa. Para intentar evitar el desajuste económico, el gobierno local trabaja en dos frentes.

opciones
Por un lado, se está revisando a fondo el número de empadronados, ya que los datos oficiales hay que enviarlos a las administraciones superiores hacia el mes de marzo. Además, ante la posibilidad de que el municipio no pueda dar respuesta a la necesidad de un incremento de casi un centenar de personas en los próximos meses, el ejecutivo hace sus cuentas para mantener una reserva de capital que ayudaría a hacer frente a la hipotética devolución en próximos años.
“Ao padrón aféctalle moito o tema do Igafa”, explicaba ayer el regidor. El centro de la Xunta para la formación en acuicultura, valora, es una de las causas de la oscilación continua en el censo, ya que muchos alumnos se empadronan cuando comienzan sus estudios y se dan de baja en el año en el que los finalizan.

concejales
En cuanto al número de concejales, las trece actas están garantizadas durante el resto del mandato. Eso sí, de cara las próximas elecciones la administración tomará de referencia el último dato oficial de población. Se necesitarán, de nuevo, al menos 5.001 vecinos para aguantar la actual categoría de la localidad.

Comentarios