La Festa do Albariño de Mallorca retoma su trayectoria de 25 años y encumbra a Rectoral do Umia

El alcalde, Samuel Lago, y la edila Fátima Abal con el empresario Antonio Seijas y otros organizadores de la cita | cedida

La Festa do Albariño en Mallorca recobró ayer el pulso tras dos años de ausencia por la pandemia y lo hizo con la participación de más de 60 vinos de 40 bodegas que se sometieron, como siempre, a la evaluación de la Asociación de Sumilleres de Baleares con una cata a ciegas. Así, el primer premio se lo llevó Rectoral do Umia; el segundo, el cambadés Quintela da barca, y el tercero, Santiago Roma, de Ribadumia, como el vencedor.

El evento contó con la presencia del alcalde, Samuel Lago, y la concejala Fátima Abal, pues el Concello apoya desde hace años la cita impulsada por el empresario gallego del sector hostelero Antonio Seijas, afincado desde hace años en Palma. Ahora retirado, tampoco faltó a la recuperación de la fiesta, que cumplió nada menos que 25 años.

La organización se completó con la colaboración de la Asociación de Hosteleros de Playa de Palma, la Escuela de Hostelería de las Islas Baleares y la delegación de la ONCE en la comunidad insular. Estos mismos aportaron los premios de los tres ganadores de la cata a ciegas realizada por la asociación de profesionales que preside el sumiller Daniel Arias.



Accésits


También se concedieron una serie de accésits a los albariños de As Laxas, Don Pedro de Soutomaior, A Capitana, Noelia Bebelia, Señorío de Rubiós, Valtea y Mar de Ons.

El regidor cambadés destacó “a relevancia que o certame conseguiu acadar nos últimos anos coa presencia dun importante número de adegas, o que corrobora o interese do mercado balear polos viños da DO Rías Baixas, onde Cambados xoga un papel fundamental de difusión como capital do Albariño”.

Por su parte, el alma de esta celebración, Seijas, señaló que “gracias a este evento, o albariño está introducido en Baleares tanto na súa comercialización en restauración e hoteis como a nivel particular en moitos fogares”.

El acto se celebró en el Real Club Náutico de Palma y entre las más de 60 referencias presentadas al concurso había de las cinco subzonas del sello de calidad pontevedrés. A él asistieron representantes de algunas firmas, así como profesionales y otros prescriptores de la isla. 

La Festa do Albariño de Mallorca retoma su trayectoria de 25 años y encumbra a Rectoral do Umia

Te puede interesar