miércoles 15.07.2020

Licitan la ampliación del cruce de la Avenida de Vilariño por 20.000 euros

El Concello ha sacado a licitación la ampliación del cruce de la calle Cruceiro con la Avenida de Vilariño por un precio de 20.000 euros. El criterio de adjudicación es el ofrecimiento del precio más bajo por realizar esta obra que, en líneas generales, consistirá en el retranqueo de un muro para dar mayor visibilidad a los conductores en la intersección.

Vista de la intersección de la calle Cruceiro con la Avenida de Vilariño donde se actuará
Vista de la intersección de la calle Cruceiro con la Avenida de Vilariño donde se actuará

El Concello ha sacado a licitación la ampliación del cruce de la calle Cruceiro con la Avenida de Vilariño por un precio de 20.000 euros. El criterio de adjudicación es el ofrecimiento del precio más bajo por realizar esta obra que, en líneas generales, consistirá en el retranqueo de un muro para dar mayor visibilidad a los conductores en la intersección.
Las empresas interesadas en presentar sus ofertas tienen hasta el próximo día 16 para hacerlo y la obra está financiada por el Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra de 2016. De hecho, hace ya tiempo que se aprobó el convenio mediante el cual una vecina se compromete a ceder 291 metros cuadrados, valorados en 21.825 euros, y a retirar una edificación auxiliar tras la nueva alineación. El Concello, a cambio de la cesión, retirará un pozo de la propietaria hasta los nuevos lindes y repondrá el muro de cierre con otro de perpiaño. De este modo se ampliará la salida de la calle y se dará mayor visibilidad a los conductores que quieran ingresar en la Avenida de Vilariño.

ejecución de tres meses
El plazo de ejecución es de tres meses y el coste previsto de 20.000 euros, pero el Concello adjudicará el contrato a la empresa que ofrezca el precio más bajo. Se trata de un contrato menor y no está obligado a publicitar la contratación pero “prétendese reducir os custes das obras” y mediante el ofrecimiento público en su web “evítase a adxudicación directa das mesmas e prima a igualdade de oportunidades e a competencia entre os licitadores”.
El proyecto incluye los trabajos de demolición y reconstrucción, así como el desbroce y limpieza del terreno, a una profunidad mínima de 25 metros, cimentaciones con capas de hormigón y la urbanización de la zona, así como la colocación de acera con baldosas similiares a las existentes en el lugar.
El fin último es “proporcionar oas usuarios da rede viaria unhas condicións de condución cómodas e seguras, corrixindo os problemas de tráfico que actualmente se xeran xusto no punto de entrada e saída cara a PO-300, se melloran as aliñacións, o trazado e a funcionalidade da rúa”.
El Concello de Cambados ya actuó en la zona hace un par de años pero justo en frente, en la intersección con la calle de O Castro donde fue preciso derribar una vivienda ante los problemas de falta de visibilidad que había para los automovilistas que procedían de Santa Mariña y que querían incorporarse a la Avenida de Vilariño, registrándose incluso accidentes.

Comentarios