martes 21.01.2020

Licitan la reparación de la Pousada de Ribadumia tras casi ocho años sin uso

La actuación tiene un presupuesto de 146.000 euros y un plazo de dos meses para solucionar múltiples deficiencias
Detalle de algunos elementos deteriorados: Cierres, toldos y paramentos de cristal rotos; daños en los suelos; grietas, humedad y hongos en las paredes | fuente: memoria
Detalle de algunos elementos deteriorados: Cierres, toldos y paramentos de cristal rotos; daños en los suelos; grietas, humedad y hongos en las paredes | fuente: memoria

El mal estado de conservación de la Pousada de Ribadumia, tras años de inactividad, ha motivado la necesidad de ejecutar un proyecto de reparación de los elementos rotos o averiados tanto en el exterior como en el interior del inmueble.

La Diputación de Pontevedra ha puesto en marcha con este arranque del año una licitación para adjudicar este contrato de obra, que cuenta con un presupuesto base de 146.365,56 euros y con un plazo máximo de ejecución de dos meses, una vez comiencen las actuaciones.

Sin uso

En el pliego del contrato se incluye una memoria que relaciona los daños encontrados y en la que se expresa que la edificación “ha permanecido cerrada y sin uso desde su finalización, que según datos catastrales, data del año 2012”. Son ya casi ocho desde que habían concluido las obras constructivas, sin que la Pousada estuviese nunca abierta ni recibiese actividad alguna. Y con un dilatado proceso para la legalización de su situación, que pasó tanto por la concesión de licencia municipal como por la ejecución de trabajos  de urbanización en el entorno, cuyo grueso concluye ahora. Las obras actualmente en licitación son previas y necesarias para la puesta en servicio por parte de la adjudicataria, Hotusa.

Múltiples deficiencias

El proyecto incluye diferentes actuaciones, dada la diversidad de daños detectados. Hay previsión de demolición de estructuras, con el desmontaje de los toldos existentes, rotos o muy deteriorados, por ejemplo en la terraza del comedor. Será necesario también realizar labores de impermeabilización del estanque, así como la revisión de filtraciones a través de los muros enterrados.

Se prestará especial atención a las cubiertas, donde se prevé una inspección de todos los elementos en busca de filtraciones. En el patio inglés en el acceso al piano bar, se sustituirá la actual cubierta plana no transitable, no ventilada, con grava, “que presenta un alto nivel de deterioro”.

Igualmente, se harán necesarias actuaciones en las carpinterías, renovando o reparando puertas, cajas de cisterna empotradas en madera, paramentos de vidrio y sellados varios. También se actuará sobre revestimientos, con renovación, restauración y limpieza de acabados de suelos, paredes y techos.

En este punto hay una notable relación de daños: Manchas de humedad, moho, piezas sueltas, óxidos, desgastes, rayados, despegados, juntas deterioradas, necesidad de barnizados y esmaltados, papeles levantados, fisuras, decoloraciones, roturas, pérdidas y averías, como las de algunas puertas automáticas. En las piscinas, se sustituirá el revestimiento  de mosaico gres desprendido.

También se hará un repaso a los elementos de iluminación, extintores, tapas de sumideros, suelos, vallados y drenajes.

Finalmente, se actuará en equipamiento, con instalación en duchas de barras de sujeción para personas con movilidad reducida, pasamanos, seca manos eléctrico y dosificadores de jabón.

Comentarios